miércoles, 23 de enero de 2008

EN TORNO AL CO-DESARROLLO

Definición de Codesarrollo en wikipedia

Web sobre Codesarrollo de CIDEAL

Encuentro sobre Migraciones y Codesarrollo en Canarias MPDLC

(Extraído de la web de CIDEAL)
El codesarrollo se basa en la idea central de que las personas que emigran desde los países menos adelantados hasta los más prósperos pueden contribuir de forma activa tanto al desarrollo de sus comunidades de origen como al de las sociedades en las que son acogidas, en materia económica, social y cultural. El codesarrollo sostiene, por tanto, que las migraciones pueden constituir una oportunidad para el desarrollo, y en concreto para un desarrollo compartido, como sugiere el término.
En determinados países europeos, por ejemplo, los inmigrantes realizan importantes aportaciones al mercado laboral, la Seguridad Social, los índices demográficos o la diversidad y la riqueza cultural. Por su parte, encuentran oportunidades de empleo y acceso a derechos, prestaciones y servicios que en muchos casos no existen en sus comunidades de origen, al tiempo que entran en contacto con otras formas de organización y convivencia y adquieren nuevos conocimientos en distintos órdenes de la vida. Especial interés han despertado las remesas o envíos económicos de los emigrantes a sus familiares en el lugar de origen, que suponen para numerosos países del Sur unos ingresos de capital superiores a los de la ayuda oficial al desarrollo o la inversión extranjera directa.
Naturalmente, las migraciones internacionales también conllevan pérdidas, dificultades y riesgos, tanto para los propios migrantes como para las sociedades de origen y de destino. En consecuencia, el codesarrollo propone vincular la cooperación internacional para el desarrollo y las políticas migratorias, con el propósito de potenciar los resultados positivos de esas migraciones, reducir los negativos y alcanzar el objetivo de desarrollo compartido o “beneficio mutuo”.
Desde un punto de vista ético, sin embargo, los intereses de los países más avanzados que reciben inmigrantes no son equiparables ni tienen la misma prioridad que los de las naciones necesitadas de las que provienen. En este sentido, el codesarrollo ha generado recelos desde sus orígenes ante la posibilidad de que pudiera ser interpretado por los Estados receptores como un mecanismo para frenar la presión migratoria o incluso para aplicar políticas de inmigración restrictivas.
A día de hoy no existe una definición oficial del codesarrollo aceptada por los diversos actores sociales involucrados en él, entre los que figuran organismos internacionales, Administraciones públicas de los países de origen y de acogida, los inmigrantes y sus asociaciones, ONG de cooperación para el desarrollo y de acción social, centros de investigación, entidades financieras y empresas implicadas en los envíos de remesas, etcétera.No obstante, en el ámbito de la cooperación puede entenderse el codesarrollo como un nuevo medio para tratar de alcanzar las aspiraciones generales de desarrollo de la comunidad internacional, y en concreto los Objetivos de Desarrollo del Milenio establecidos por Naciones Unidas en el año 2000. Desde esta perspectiva, el propósito principal del codesarrollo debería ser contribuir al avance de los países en los que se origina la mayor parte de los flujos migratorios internacionales.
En definitiva, el codesarrollo puede resumirse en la fórmula “desarrollo en origen e integración en destino”: es decir, acciones dirigidas a conseguir el desarrollo humano en los países que son fuente de migraciones y acciones orientadas a lograr la integración de los inmigrantes en las sociedades de acogida.A escala institucional, en España está abierto en estos mismos momentos un proceso de búsqueda de acuerdo sobre el objeto, las características, el ámbito de actuación y las posibles acciones del codesarrollo, y ya existe un primer documento de consenso en cuya elaboración ha participado una representación amplia y plural de actores sociales.
Publicar un comentario en la entrada