domingo, 20 de mayo de 2018

Femininjas Uno, Patriarcado Cero

Mayo del 2018. Siglo Veintiuno.
Justo se cumplían cincuenta años de Mayo del 68. 
A pocos días de Pentecostés.


En la Ciudad del Vaticano, treinta y cuatro obispos de Chile 
–entre ellos un cardenal con su solideo de color escarlata- 
se reúnieron en un círculo convocados por el Papa 
para reconocer su responsabilidad compartida 
El Papa había pedido pastores con olor a oveja, 
pero al destapar la olla se encontró con olor a podrido.



Mientras tanto, en las calles de Santiago, 
miles de mujeres marchaban. 
Niñas, jóvenes, madres y abuelas. 
Todas hermanas. #Sororité lo llamaban.
Las hijas de Eva dicen ser las nietas de las brujas
que la Inquisión no pudo quemar.


Unidas por el dolor y la rabia 
contra la violencia machista, 
por una educación no sexista.
Las de la tercera ola
tomaron las universidades y los liceos. 
Fin a la Cultura de Violación. 
No es No. 
Hartas del “Calladita te ves más bonita”.


En la Casa Central de la Pontificia
Universidad Católica,
objetora de conciencia,
decenas de mujeres,
encapuchadas en pasamontañas carmesí,
expresión de una nueva conciencia,
como lenguas de fuego,
con sus pechos desnudos
rodean la estatua de otro Papa,
como Edith huyendo de Sodoma, petrificado.
Santificado para unos,
encubridor de encubridores,
para otros.

Cuentan que la primera ficha en caer en este dominó
 –tan solo dos meses atrás-  fue la vesícula de Scicluna.  
La glándula biliar del Arzobispo de Malta, 
enviado por el Papa Francisco a Chile, 
no pudo digerir tan dolorosa verdad.

El crudo testimonio de las víctimas 
denunciando décadas de encubrimiento
de abusos sexuales a menores, 
hizo tambalear los cimientos de una jerarquía 
podrida por el pecado, la culpa,
la arrogancia y la ignominia.


Cuando se dan estas sincronías, 
pareciera que a veces
el destino cultiva cierta ironía.  
Otras veces, es el soplo del Espíritu Santo, 
quien incide en forma invisible 
en cómo se entrelazan las historias de los humanos.  
Para los cristianos, el Espíritu Santo es el Paráclito, el gran Consolador.  
Para algunas, para clítoris, mejor un gran consolador.



A la noche siguiente, 
se sintió un temblor de 4,7 grados
en la escala de Richter en la zona central de Chile. 
La Madre Tierra, la Casa Común,
la Creación, la Pachamama, 
las placas tectónicas se remecían y
el movimiento telúrico despertaba al país 
con un remezón en el medio de la noche.


En el medio de la noche, 
una larga y oscura noche,
se encuentra la cúpula eclesial,
medieval y degenerada.
En una sociedad fragmentada,
un país completo,
géneros enteros que despiertan
congéneres generando una nueva generación re-generativa.

Penes falocéntricos que, de pronto, se develan feministas. 
Unos renuncian al poder tras milenios de cultura del abuso. 
Otras denuncian el poder tras ser abusadas y oprimidas por milenios. 
Unos ponen a disposición sus cargos. 
Otras ya no están dispuestas a aceptar
 las cargas históricas de su género. 



Un círculo observado por un mundo vigilante. 
Pezones circulares convertidos en ojos que vigilan
 y denuncian cada humillación –grande o pequeña-, 
cada micromachismo, cada acoso, cada abuso, 
cada discriminación, cada violación, 
cualquier forma de violencia.


Caperucita ya nunca más será víctima de acoso por el lobo feroz. 
Si la fuerza del lobo es la manada, Nosotras seremos La Manada. 
Caperucita transformó su capucha en un pasamontañas carmesí. 
Revolucionaria, combativa y poética, y con tetas. 
Grandes, pequeñas, caídas, turgentes o con estrías. 
Qué más da!

#Vivasnosqueremos.
 #Niunamenos. 
#Yotambién. 
#Sinetiquetas
#Sinfiltro


Rojo cardenal, Rojo carmesí, 
Rojo menstrual, Rojo carmín.
Púrpura, Escarlata, 
Cardenales en la piel,
Sangre en las manos,
Sangre de Cristo derramada,
Salvadores de almas desalmados,
Santos sin aureola,
rodeados de pechos con areola.
Para unos vienen las feminazis, 
para otras comienza el matriarcado. 
Lo que está claro es que,
al menos en en esta batalla,
las femininjas derrotaron al patriarcado
Femininjas Uno, Patriarcado Cero.
Amen. Amén.

miércoles, 9 de mayo de 2018

La Hotra Bomba H

(Cuento para ser escuchado antes de ser leído)


Un día la humanidad
amaneció con los titulares
 de una noticia singular.
En una lejana república
habían logrado obtener
la bomba Hache.
H de Hidrógeno
H de Horrible
H de Horripilante.

Un joven dictador anacrónico,
heraldo del horror
histriónico hilarante y holgazán,
halagado por sus súbditos
hambrientos e hirsutos,
alardeaba de tamaña
tecnológica hazaña,
mientras el resto del mundo
quedaba sin habla.

Haquel díah histórico
los pohetas del mundo
hempezaron ha hescribir historias
de huna forma diferenteh.
Tal vez algo excéntrica,
huna transgresihón sutil,
himperceptible hal ohído,
hevidente solo a la lecturah
para hel lector hinstruído.

Frente a la bomba H,
había nacido el movimihento H.
H de Humano
H de Humildad
H de Humor
H de Hermano
H de Hospitalidad
H de Hamor

Yah no habría distinciones
 X, Y, o Z ni generaciones
Babyboomers ni Millenials.
Había nacido la generación H.
Hache de Heroico
Hache de Hogar
Hache de Hereje
Hache de Huerto

Poco a poco las palabras
se vieron inundadas
por haches hanónimas,
Haches mayúsculas,
haches minúsculas,
haches hintercaladas,
hiniciales y finales,
muhdas y haspiradas.

Hache de curihosidad
Hache de compasihón
Hache de corahe.

Haches para recordar
a cada hombre
a cada hembra
a cada humano
a cada hermano
que por humilde
o hambriento que sea,
hincluso haquellos sin voz
tienen derecho a no pasar hambre
tienen el poder de marcar huna diferencia,
tienen el poder de hincomodar
a quienes hostentan el poder.

Haches para hilar el tejido social
que nos une
Haches para hundir
las raíces en el humus
H de Hondura
H de Hermosura
H de Honor
H de Honra

Haches para soñar horizontes sin humo
y crehar futuros que empiecen hoy
Haches para nuestros hijos
Haches para que crezcan
las hierbas sobre el hormigón
Haches para huir del hastío
Haches de hojaldre saliendo del  horno
Haches con acento húngaro
Haches hermosas hortelanas
Haches hipérboles en huelga
Haches hábiles a honorarios
Haches que cabalgan
con hachas, sin herradura,
Haches sin acento,
sin diptongo ni hiato
Haches diminutas como hormigas
Haches sin hoz ni martillo
pues la misma h será la herramienta.

Haches para recordar
al inmundo mundo
el poder del silencio
el poder de la escucha
y el poder de la lectura

Haches para demostrar
que un silencio en cada palabra,
una pausa antes de cada respuesta,
pueden marcar huna diferencia.

martes, 24 de abril de 2018

Diosa y Medusa

Tus dones te dan poder,
tus armas te dan poder,
tu belleza te da poder
pero el verdadero poder 
no reside ni en tus dones, 
ni en tus armas,
ni en tu belleza.
Tu verdadero poder
reside en elegir 
cuándo
y al servicio de qué
usar tus dones, tus armas y tu belleza.

Las palabras, las historias y los rituales
te pueden dar poder, 
pero también pueden quitarlo, 
si les otorgas más poder 
del que merecen.

La diosa y la medusa
son ambas poderosas.

Una crea y destruye
desde el amor,
acepta incondicionalmente,
sanando compasivamente
el dolor y la culpa.


La otra crea y destruye
desde el miedo
de una princesa herida
sin querer en bruja convertida,
abusando y manipulando sin permiso
perpetuando el dolor y sufrimiento.

Pero la diosa no eres tú
ni tú eres la medusa,
ni tampoco la princesa ni la bruja.
Todas ellas habitan en ti,
y son parte de ti,
pero no eres ninguna de ellas.

Eres la conciencia 
que puede elegir 
cuándo 
y para qué 
y para quién
liberarlas.

Nadie más que tú
puede sentir 
lo que late
en lo más profundo de ti,
nadie más que tú 
puede elegir
y ése es 
tu verdadero poder.

Aprendiz y Maestra


Nos encontramos 
en aquel encuentro 
en la sabana bogotana.
Fueron solo cuatro o cinco días.
Una mañana, 
una pregunta apreciativa. 
Un silencio, una mirada y zás. 
Un umbral. 
Un antes y un después.
Un abrazo de oxitocina.
Un espacio seguro, 
dentro de un espacio seguro.

A la noche siguiente, 
bailar, bailar, bailar
hasta que todo todo todo
 se disolviera
al ritmo de cada compás,
salsa, merengue, cumbia y vallenato
hasta quedar sin aliento,
Caminar sin palabras 
bajo el firmamento
y relatarnos nuestras vidas 
como si fueran historias
a punto de entrelazarse.

En tu espalda, 
esa espalda interminable 
de nadadora infinita,
en fondo azul 
estampada 
una frase:
"Todo lo que necesitas está ya dentro de ti."
Una frase grabada ahora en mi memoria.


Un cerro, una virgen morena.
Bogotá a nuestros pies.
Cantos, velas e incienso a lo lejos.
Una iglesia. Amigos. Conversas. Arepas. Historias. Risas.
Y el viento. 
El viento sobre tu pelo. 
Tu pelo.
Ya todo son recuerdos.
Maldito cangrejo impregnado en tu pecho.

Tenías tantas historias por contar, 
Tantos emprendedores por acompañar.
Tantos jóvenes por inspirar.
Tantos sueños que encarnar.
Tantos encuentros por convocar…
Y ahora nada.

Solo nos queda recordar
tu sonrisa y tu nombre
Y en tu nombre, 
inspirar a más jóvenes, 
contar más y  mejores historias,
convocar más y mejores encuentros,
impulsar a más emprendedores
a ser más valientes para encarnar 
sus sueños más temidos
que ahora ya son también los nuestros.

Partiste una noche, entre dos días.
El día de la Tierra y el día del Libro.
para que pudiéramos
recordarte en cada paso, 
y en cada página.

Algo aquí adentro 
se quiebra en pedazos.

Quiero aprender de ti, ser tu aprendiz” 
-me dijiste. 
Pero esperándote estaba
una más poderosa Maestra.

Ahora tú serás mi maestra,
en cada escenario, 
en cada taller,
en cada círculo, 
allí estará
tu grandeza.
 


lunes, 23 de abril de 2018

Para ser leído en cada Café ProAcción

Hasta que nos comprometemos
hay vacilación,
la posibilidad de retroceder,
inefectividad.
En lo concerniente a todos los actos
de iniciativa (y creación)
hay una verdad elemental
cuya ignorancia mata incontables ideas
y espléndidos planes: Que en el momento
en que nos comprometemos definitivamente,
la Providencia da el paso también.
Todo tipo de cosas ocurren para ayudarnos
que de otra manera nunca hubieran ocurrido.
Una corriente de eventos surgidos de la decisión
genera a nuestro favor
toda clase de incidentes y encuentros imprevistos
y asistencia material
que ningún hombre podría haber soñado jamás
que vendría en su ayuda.
Aquello que puedes hacer
o sueñas que puedes hacer,
comiénzalo.
La audacia tiene genio, poder y magia.
Johann Wolfgang von Goethe

Apuntes de Colliguay

A continuación comparto algunas notas de mi cuaderno, a partir de un retiro de 4 días con Allan Kaplan y Sue Davidoff, en el Rancho Alemán de Colliguay, Chile. El retiro fue convocado por Hernán Blanco, de Fundación Avina, y contó con la presencia de unos 24 facilitadores de procesos socioambientales de Chile y América Latina.

Allan Kaplan y Sue Davidoff son sudafricanos, socios de The Proteus Initiative y coautores de "Artistas de lo invisible" y "Activismo delicado" y practican una aproximación fenomenológica a los procesos de cambio social y organizacional.

Nada no es importante. Cada detalle importa.
Intención y apertura.
¿cómo podemos movernos más allá de nosotros mismos?
Observar es la verdadera intervención?
¿Cómo somos capaces de estar dentro de una situación y sostenerla?
Sumergirse en la corriente de la vida para entender el futuro que viene.
Estamos en el borde de algo que no sabemos aún que es.
Presta atención al círculo emergente que es solo visible en los momentos de transición
Al develar la complejidad del sistema va apareciendo la claridad en sintonía con sostener un rol en el pulsar.
La rectitud que nos hace humanos
Observar. Intervenir. Empezar a abrir nuestros ojos, sentir para percibir el movimiento para vivir.
Pensamiento Intelectual: ¿y esto para qué me sirve? ¿y esto cómo lo hago? ... Pole Pole.
La Teoría de la Paradoja del Cambio (Gestalt, Fritz Perls). Cuanto más tratas de cambiar algo, nada cambia.
No trates de cambiar lo que observas
Observa para ver lo que es y comprender lo que es
Observar, pero no para intervenir, 
Observar para comprender.

La práctica de percibir el movimiento genera la facultad de percibir.

Observar(se) a lo largo del tiempo
Observar algo es perstar atención
Prestar atención crea conciencia.
Darse cuenta permite comprender.
Comprender permite aceptar.
Es más dificil cuando tú eres la flor.

"El modo en que prestamos atención al mundo
cambia el mundo al que estamos prestando atención"
(Ian McGildchrist)

Cuando miramos la alfombra, vemos la alfombra,
pero no vemos cómo estamos viendo la alfombra.

Ejercitar otras formas de percibir y pensar
para generar la facultad de
ejercitar otras formas de percibir y pensar.

La planta dedica cada vez menos energía a las hojas para poder dedicar más energía a la flor, que le permite reproducirse para la continuidad de su especie.

Las organizaciones mueren orgánicamente por su inorganicidad.

¿un misterio ver lo orgánico en lo organizacional?

Momento-movimiento-momento-movimiento-momento-movimiento
La metamorfosis, el cambio de forma- actividad un hacer fluir la vida

Evidenciar las conversaciones que no están siendo sostenidas
Compost: dar espacio para conversaciones regenerativas

Propósito: Florecer: Chris Laszlo (la Empresa Floreciente) Ehrenfeld (Sostenibilidad: capacidad de florecer para siempre)

Ver el infinito como un gerundio
El movimiento como un proceso en el tiempo
En el devenir
La hoja está siendo hoja.

Imagina que observan como bebés. Nada es obvio. 
Investigar juntos y compartir lo que observan.

El momento en que algo comienza a dejar de declinar, comienza a crecer. 
Cuando deja de crecer, decrece.

Observaciones del ejercicio de observar en plantas lo que decae y lo que crece

Lo que crece: verde, brote pequeño, móvil, aferrado, erguido hacia el sol, brotes grises, apretaditos, mayor concentración de materia, flexibilidad, suave, traslúcido a la luz, huele a fresco como a clorofila, sabe húmedo y fuerte, la lengua queda áspera, tallo verde y flexible, no suena.

Lo que decae: amarillo, marón, tieso, rígido, suelta, se cae, flácido, cruje, se quiebra, decolorado, amargo y seco, tronco arrugado, con nudos y estrías. Suena hueco. Yemas transformadas en nudos.

Una observación no debería tener instrucciones.
Cuando decimos "Vayan a observar esto y lo otro", ya estamos introduciendo una distinción, un preconcepto. Estamos mezclando observación e imaginación
El crecimiento y el decaimiento pasan al mismo tiempo en la misma planta.
Si el grano no muere, no puede crecer y dar fruto.
Dejar ir, soltar, decaer, para que emerja y crezca es un proceso natural

Como vemos el mundo determina lo que vemos
Dejar vivir y morir
Cuando el león caza al antílope mas débil, permite sobrevivir a los más fuertes de la manada.

Cuando la hoja surge, es una con el tallo. Se inicia un proceso cada vez más complejo de diferenciación y desintegración.

Todo lo que está vivo está en movimiento.
Pero lo que vemos es solo un momento
Aunque miremos por horas, no veríamos el movimiento
Para ser capaz de percibir el movimiento, tiene que haber un movimiento en nuestra imaginación.

Pensar es una forma de observar
Observar es una forma de observar

Trabajamos sobre un recuerdo, que viene con una emoción. Al tener la experiencia se siente junto.
Me sorprende cuánto de lo que ocurre en el mundo lo cargamos y llevamos en nuestro cuerpo.

Cuanto más entendemos las circunstancias/ el contexto, menos juzgamos.
Observar el contexto nos permite comprender más y juzgar menos.

Mi objetividad viene de mi subjetividad
Nos revelamos a otros cuando describimos a otros
En la medida en que nos vemos a nosotros
Meternos a nosotros dentro del fenómeno con una creciente precisión.

Requerimos un nuevo lenguaje para nombrar lo percibido por esta forma de mirar.

Suspender los juicios permite ver realmente, permite comprender y entender el contexto del fenómeno y permite aceptar compasivamente.

Ver la idea en la realidad exterior es la comunión verdadera del ser humano

La intención emergente, un elemento invisible e inconsciente que nos "galvaniza" hacia el futuro

Es el sumergirnos en el fenómeno lo que nos permite obtener claridad del fenómeno.

Reciprocidad- dar y recibir, escuchar y reflejar

Poder resonar con la corriente de la vida de la persona

Te escuché hablando de lo que sentias. No te escuché sintiendo lo que hablabas.

Estamos permanentemente mirando el mundo de la manera en que pensamos.

Pensamiento infinito. Todo calza en el mismo universo. Todas las estrellas del firmamento en una pupila. Una linea de infinitos puntos. Una circunferencia de infinitos radios. Un plano de infinitos centros.

¿Cómo empezamos a pensar el infinito?
Vivimos rodeados de cosas. Nos acostumbramos a manipular las cosas. Somos todos infinito.
¿Cómo reconciliar infinitud e identidad?
En el mundo del infinito, la contradicción es normal.
En un plano infinito, todos los puntos son el centro del infinito
El todo está en cada parte y cada parte informa al todo
El todo es una actividad, un movimiento
Una unidad subyacente, imbuida en cada parte
El plano habita, vive en cada punto.
El todo es una actividad. No es otra cosa.

Estoy descubriendo el antídoto contra la ilusión de la separación.
En cada respiración aparecen hilos infinitos de oxígeno y dióxido de carbono
que me conectan con cada ser vivo, con todo el entramado de la vida
En una comunión, un mandala infinito de infinitas tangentes infinitas,
no solo en el presente sino tambien en la eternidad del tiempo. 

La providencia da el paso contigo

La audacia tiene genio, poder y magia.

Destilando el pensamiento en menos palabras, prestando atención, estar presente uno para el otro, estamos practicando algo que viene de la vida y que apoya la vida.

Ser la práctica. No hablar de la práctica.
Hablar menos para comunicar más.
Sé en mi sangre y en mis huesos que todo va a estar bien.

Evidenciar la comunión,
visibilizando las conexiones invisibles
e inconscientes del entramado de la vida.

El Meollo es la Observación del meollo

(Apuntes de un Diálogo con Tomás Lambertini, Victoria Gazmuri, Hugo Zunino)

El meollo es la observación,
la presencia plena
para un mayor entendimiento,
la médula, para lo que sea.

La cualidad de la acción del pensamiento
como un pensamiento activo
que nos abre la posibilidad de ver
el espacio entre cada hoja.

Entender el pensar como un hacer
nos permite ver para comprender
Cuando lo piensas y lo imaginas
¿Cómo ves lo que hay entre medio?
Esa imaginación es un pensamiento activo

En esa entreimagen se junta
 lo que piensas con lo que ves
El recuerdo, la memoria,
la relación entre el mundo que veo
y el mundo que pienso,
el pensamiento que llega en el presente
y solo en el presente, es un presente.

Observar bien el orden de cada hoja
Activarnos, concentrarnos,
cada detalle importa,
en cada detalle está el todo.

Anclar la imaginación en lo que pasa.
Sacar el pensamiento de la cabeza.
La gracia de poder  habitar el momento
El pensamiento es completo
Es con todo el cuerpo
Es una vibración,
un pensamiento cósmico
es con atención
una manera de estar observando
no es solo pensar, es también sentir
no es instruir, es construir
Lo puedes ver
pero vibra contigo en cada célula de tu cuerpo
Te pasa a tí,
nos pasa a todos
Ese círculo que está centrado
es nuestro organismo.
La fuerza centrípeta, cósmica,
que llega, se asienta
y la canalizas
Es el gran pensamiento que habla en nosotros,
si no ponemos atención ahí,
 pensaremos como pensamos siempre
enfermos, enamorados de lo material.
¿Cómo observamos el pensamiento?
Yo mismo me sorprendo de las palabras
y observo el fenómeno que sale de mí
y ahí voy más p'adentro
no cachamos la materia de la que estamos hechos
y estamos hechos de lo mismo.
Una nomenclatura de mayor complejidad
que nos pasa y no sabemos nombrarla.
Detrás de cada pensamiento hay un organismo vivo,
una inteligencia superior.
Ojo con lo que piensas.
Deseamos tanto que algo suceda,
que la ansiedad impide que suceda,
pero cuando soltamos, sucede.

La emergencia del Quinto Paradigma Organizacional

Desde que los humanos comenzamos a conversar, comenzamos a organizar nuestra convivencia y nuestra colaboración para enfrentar todo tipo de desafíos. La supervivencia, la caza, la guerra, la crianza, el comercio... Todo requería organizarse y conversar. Cada colectivo humano en distintos contextos históricos y culturales se ha organizado en formas distintas para responder adaptativamente a las condiciones de su entorno. Algunas formas de organización permitieron el florecimiento de civilizaciones y otras contribuyeron al colapso de sociedades enteras (Diamond, 2005)

Por ello, en un tiempo como el actual, en que las condiciones del entorno se vuelven más volátiles, inciertas, complejas y ambiguas, (V.U.C.A.) resulta necesario y urgente revisar los paradigmas y creencias que subyacen al diseño de nuestras formas de organizarnos en empresas,  instituciones,  familias, comunidades.

La intención de este texto es sintetizar una revisión histórica de la evolución histórica de los paradigmas organizacionales y su particular geometría simbólica, con el objeto de iluminar una reflexión sobre las nuevas formas de organización que necesitamos en el siglo XXI.

Hubo un largo tiempo en que los humanos fuimos pequeños clanes familiares en la era nómada, cazadores, recolectores o trashumantes. En ese tiempo, apareció posiblemente el Círculo como primer paradigma organizacional. Posiblemente, todos nuestros ancestros en algún momento se sentaron en torno al fuego para contar historias, para resolver conflictos, para conversar sobre lo importante. Christina Baldwin, y Ann Linnea co-autoras de "The Circle Way" han descrito con palabras actuales los principios y prácticas de esta ancestral práctica: Hablar con intención. Escuchar con atención. Autoregular el propio impacto. El propósito y el bien común en el centro. Liderazgo rotatorio en turno de palabra. Confidencialidad. Ofrecer solo aquello que se puede entregar. Pedir solo aquello que se necesita.

Este paradigma aún pervive hoy en muchos pueblos indígenas de distintos continentes. Y también hay numerosas empresas  e instituciones que están aplicándolo progresivamente para abrir espacios de autenticidad en sus conversaciones y reuniones

Milenios más tarde, con la aparición de la agricultura nos volvimos sedentarios, dando inicio a la era agraria. Con ello, apareció la necesidad de acumular bienes, comida, recursos y se evidenció la concentración de poder y las diferencias sociales. Los emperadores y los esclavos. Los que se comunican con los dioses y los que no. Así aparece el segundo paradigma organizacional: el Triángulo. Es el tiempo de las pirámides, de la jerarquía, la dominación y la obediencia, de los esclavos, de los sacrificios. El propósito queda en la cúspide sagrada e intocable. El liderazgo se ejerce en forma autoritaria y vertical. Aún hoy perviven instituciones milenarias con reminiscencias de aquellos tiempos.

Con la Revolución industrial, aparece la producción en masa, y con ello, la necesidad de aprovechar economías de escala, de maximizar la utilidad y la eficiencia, la lógica de la estandarización, el control de los registros, la departamentalización. Surgen Taylor, Ford, la administración racional, la medición de métodos y tiempos, los indicadores. Max Weber escribe sobre la Burocracia. Son los tiempos del tercer paradigma organizacional, dominante aún en nuestros días. El Cuadrado del organigrama. Muy funcional para cumplir aquello para lo que está diseñado, pero muy disfuncional cuando se torna demasiado rígido para ser sensible a las necesidades de un entorno cada vez más dinámico y cambiante.


Con el surgimiento de internet y el inicio de  la era la información, la hiperconectividad permite que emerja el cuarto paradigma organizacional: la Red. Liderazgo distribuido. Poder, información y conocimiento  distribuidos en múltiples nodos interconectados entre sí. Permite mayor flexibilidad, agilidad y también resiliencia. Pero al actuar cada uno desde su propio interés, la fuerza convocante del propósito, puede tender a diluirse. 


En la actualidad está emergiendo en distintos rincones del ruido un Quinto paradigma organizacional que integra elementos de los anteriores. Distintos autores lo nombran con palabras distintas, pero parecen referirse a fenómenos similares con ciertos patrones comunes. Tal vez aún es pronto para bautizarlo. O quién sabe, tal vez ya es tarde.


  • El visionario Dee Hock, adelantado a su tiempo, acuñó el concepto de organizaciones caórdicas. El propósito y los principios al centro. La estructura, flexible y auto-organizada para servir siempre al propósito.
  • El belga Frederick Laloux en su reciente libro "Reinventando las organizaciones" las denomina "Teal" -traducido del inglés sería verdeazulado- un marco de una escala evolutiva de colores según sus lógicas de acción.  Reúne varios casos caracterizados por tres patrones: propósito evolutivo, autoorganizacion e integralidad.
  • El Sistema B propone las Empresas B, que son buenas para el mundo, que van Beyond  Profit, más allá del lucro, buscando un Beneficio para la sociedad.


  • Raj Sisodia acuña el concepto de Capitalismo  Consciente en torno al propósito elevado, con un liderazgo consciente, para una cultura consciente, integrando a los grupos de interés (stakeholders).
  • Fredy Kofman escribe sobre Empresas Conscientes. Peter Senge sobre Organizaciones que aprenden. Otto Scharmer plantea la presencia con propósito como una tecnología de acción colectiva.
  • Desde, la Economía del Bien Común, Christian Felber propone el Balance del Bien común, para que las empresas midan y contabilicen su contribución al bien común.
  • Agustín Jimenez, desde Colombia, propone el concepto de Empresas brillantes, fundadas en cuatro pilares: Propósito más allá del profit. Las empresas las hacen las personas, que son seres humanos autónomos. Organizaciones como sistemas vivos que se autoorganizan. Y las empresas pertenecen a un sistema más amplio (territorio, comunidad, actores, biosfera).
  • James Priest y Lili David proponen la Sociocracia3.0 como un lenguaje de patrones para la autoorganizacion.
  • La comunidad global de práctica y aprendizaje del Art of Hosting / Arte del Liderazgo Participativo lo denomina simplemente, el Quinto paradigma, y sencillamente lo encarna en su forma de operar.
  • Los practicantes del Agilismo o agilidad están introduciendo principios y técnicas en el ámbito corporativo para facilitar la transformación digital, pero se están dando cuenta de que es necesaria una evolución cultural.
¿No estamos acaso tratando de nombrar una misma intuición compartida con distintas etiquetas? ¿No es acaso el mismo perro con muchos collares?

Cada paradigma organizacional no murió con el surgimiento del siguiente. Todos ellos perviven de un modo u otro hasta hoy. Hoy tenemos un cerebro que evolucionó por milenios en círculos (nos pasan cosas cuando nos sentamos en círculo, nuestras neuronas espejo nos permiten resonar con las emociones que se amplifican  como en una  caja de  resonancia). Hoy aún perdura una cultura de liderazgo autoritario, que proviene de la era agraria (familiar resulta en Chile el arquetipo del Patrón de fundo, heredado de la época colonial). Hoy muchos aún trabajan en organizaciones que heredaron el diseño burocrático de la era industrial y sin embargo, vivimos conectados en red gracias a que en cada teléfono a mano podemos disponer de una tecnología superior a la que tenía el Apolo XI cuando llegó a la luna.

Las señales del mundo y el mensaje de la ciencia es claro. Hay razones más que suficientes y urgentes para transitar aceleradamente hacia patrones de producción y consumo más sostenibles, o mejor, regenerativos. ¿No será mejor dejar de entramparnos en el lenguaje y ponernos a trabajar en la evolución profunda de nuestras conciencias, nuestras propias acciones, nuestra cultura y nuestros sistemas organizacionales y sociales?

Receta para el Lunes por la Mañana

Tome tres cucharadas de observación.
Sume veinticinco gramos de atención.
Agregue dos tazas de pensamiento.
Viértalas con cuidado en el cuenco de su cuerpo.
Añada una pizca de conciencia.

Deje reposar durante horas
hasta que emerja
un nuevo movimiento
en el espacio entre cada momento.

Observar, observar, observar,
sentir, sentir, sentir,
pensar, pensar, pensar,
intuir, intuir, intuir.

Saborear lentamente,
y comenzar a darse cuenta
de los triángulos infinitos
de las tangentes que te atraviesan
hasta que un nuevo círculo emerge
en cada transición,
evidenciando
la verdadera comunión.

lunes, 26 de marzo de 2018

Perdido en la Ausencia, Encontrado en la Presencia. (El Bosque, El Claro, El Camino)

Perdido en el bosque diverso
de los contextos adversos
Se aprieta mi guata
y me atrinchero
en mis miedos.
Desde mi ceguera,
juzgo a unos y a otros,
me disocio en un yo
que es otro, mi ego.
Mis voces no callan
mi juez interno
cierra mi mente
Las tijeras de mi cinismo,
mi indolencia,
mi falsa armonía,
mi escepticismo
cortan el cable
de mi cabeza al corazón,
corazón con coraza,
acorazado,
descorazonado.

El miedo paraliza mi voluntad,
Niega cualquier posibilidad
Perpetúa los patrones del pasado
las rutinas defensivas
de mi cerebro reptiliano,
Manipulo, abuso, mato, robo
en el juego de la vida
impongo mi voluntad,
alzo la voz del más fuerte,
sin darme cuenta,
o tal vez para no aburrirme,
contribuyo a codestruir el futuro,
provocando resultados
que nadie desea,
frutos de la estupidez colectiva,
de mi inconsciencia individual
de mi pertenencia a un sistema mayor,
más grande aún que
la cancha chica de mi pequeño yo,
atrapado en el ciclo de la ausencia,
desconectado de mi,
separado de ti,
fragmentado del todo,
atrapado en las brechas
de mi mezquino abismo.

Pero de pronto,
una mañana
en un instante,
me invitan a respirar, a jadear,
a abrir cada uno de mis chakras
en un gran orgasmo colectivo,
y me encuentro en mi cuerpo,
viviendo, gruñendo, gimiendo,
sintiendo ese poder creador y destructor.

Respiro,
Cierro los ojos,
Vuelvo al día de mi nacimiento,
salgo del útero, llorando, indefenso,
y soy acogido por mi primera familia anfitriona,
soy cuidado y me dejo cuidar por años
Aparecen a mi espalda
mi padre y su corbata,
mi madre y sus croquetas,
mi abuelo y su pincel,
mi abuela y su rosario,
generaciones infinitas hacia atrás,
hasta el origen de los tiempos,
y siento el amor incondicional,
la sabiduría y los talentos
de cada uno
de mis ancestros,
en cada molécula de ADN,
masculino y femenino,
en cada núcleo,
en cada célula de mi cuerpo.
en cada rincón de mi alma.

Me invitan a un café,
a moverme de mesa en mesa
dibujando y polinizando
explorando preguntas poderosas
¿Qué es para mí conectar con la fuente?
Contar historias de claridad
compartir y cosechar prácticas
que me permiten estar presente.

Tingggg la Campanita,
Donggg el Cuenco
Después salgo a caminar
a la naturaleza, primigenia anfitriona.
Silencio, anfitrión de mi palabra
Silencio, anfitrión de mi alma
El bosque ya no importa
cuando encuentro
mi propio claro.
...
Vuelvo,
y tendido en el suelo,
vuelco en arte,
los colores
del misterio
de lo inefable.

Un trio intimo
me escucha y me sostiene,
me conmueve y me conmueve.

Me invitan a jugar
a despertar el niño olvidado,
estar presente en el juego
de los malabares humanos
Pelotas al aire,
como en el circo
más difícil todavía,
complejidad dinámica
diversidad emergente
foco en dar y recibir,
soltar y dejar venir,
contacto visual
para que todo fluya
caordicamente.

Abren el Espacio,
la agenda se llena
mágicamente,
nos llama al cuidado
de todo aquello que nos importa
en mi, en otros, en el mundo.

Noche de celebración,
vinos, dulces,
música, baile,
alquimia de cuerpo y sudor.
y otros siguen trabajando
y conversando.

Tercer día,
en camino hacia el mundo,
movéte loco,
y el camino se abrirá,
camino con corazón,
desde el claro interno,
ya no asusta ni bosque,
ni desierto ni montaña,
Tras el café caórdico,
el coraje de la acción sabia
y transformadora,
de la comunidad generosa
que aprende
de la abundante cosecha.

El arte de ser anfitrión
es el arte de ser humano
profunda y radicalmente humano
Conversar, escuchar,
preguntar, caminar
jugar, danzar, cuidar,
invitar, acoger, amar...
esas cosas que por milenios
hicimos los humanos,
que más que aprender
debemos recordar
para encarnar desde hoy
el futuro que soñamos.

martes, 20 de marzo de 2018

Orixas


Una noche al final del verano,
en el centro de la ciudad,
 una fiesta de cumpleaños
se disponen a celebrar.

Vienen de Bucaramanga, Cali,
Quito, Monterrey, Macul,
Calama, El Monte y Bilbao...
Llegan de distintos rincones
con sus acentos, sabores,
latitudes y colores,
y se reúnen en el mismo Club
donde antiguamente brilló
el legendario Habana Vieja
en Tarapacá con Santa Rosa.

Riéguese con cerveza abundante,
pisco sour, piña colada,
 una pizca de limón y sal,
 acompáñese con quesadillas
y una tabla de quesos y aceitunas.

Retazos de una historia,
a la mitad de la vida vivida,
aprendices y maestros,
socias y amigas,
compañeros de mil batallas,
danzantes de dragones,
hadas, magas, brujas,
soñadores de un mundo naciente,
amantes platónicos y carnales,
 hasta un alcalde comunista
y el infaltable viejo curahuilla...

Pasado, presente,futuro y fantasía,
comen, beben, bailan y celebran
al son del mismo son.
Cuarenta no se cumplen cada día,
aunque ojalá así fuera cada noche!

Salsa, bachata, merenge,
cumbia y reggeaton...
en el baile los humanos
 disuelven sus culpas,
coagulan sus placeres
en una alquimia de
cuerpos, ritmo y sudor,
volviéndose dioses,
humanos deificados
 como Orixas liberados.

sábado, 27 de enero de 2018

Un gran amor (heteronormado)

Se requiere un gran amor
para amar a las veintiocho mujeres
que habitan en cada mujer. 
Se requiere un gran amor
para amar al único hombre 
que habita en todos los hombres.

martes, 2 de enero de 2018

¿Y si realmente colaboráramos para regenerar?

Comienza un nuevo año. Nuevos propósitos. Nuevas ideas. Nuevos sueños. Nuevos proyectos.



Hace un buen tiempo se vienen gestando y articulando diversas iniciativas -unas alternativas y otras convencionales, unas desde dentro y otras desde fuera del “sistema”- que tienen en común el ánimo de construir un mejor futuro para todas las personas que habitamos la Tierra, nuestra casa común. Con distintos nombres y formas, se han ido conectando el enfoque Ágil y la Gestión de Conocimiento para la gestión de proyectos, los movimientos de Pueblos y Ciudades en Transición y de Permacultura para la creación de hábitats regenerativos, el Sistema B de empresas con propósito y los modelos de nuevas propuestas de negocios y economías (Negocios Inclusivos, Economía Solidaria, Economía Colaborativa, Economía Circular, Economía del Bien Común…). También se están conectando las prácticas de la Comunicación No Violenta, Sociocracia y el Liderazgo Participativo para gobernanzas más asertivas y relacionamientos más saludables a diferentes niveles.

Quienes desarrollamos acciones como líderes o artífices en estos movimientos, organizaciones e iniciativas nos preguntamos:
¿qué podría ocurrir si intencionalmente nos reunimos a conversar y aprender juntos? 
¿qué sí hemos logrado hasta ahora? ¿qué hemos aprendido como individuos? 
¿qué hemos aprendido como sistema? 
¿qué podríamos lograr si estuviéramos estratégica y efectivamente articulados?

¿Qué podemos lograr desde nuestro rol si nos atrevemos a tener conversaciones intencionales con aliados improbables al servicio de la regeneración ecosocial? 
Esta invitación a practicar el arte de convocar y cosechar conversaciones significativas alrededor de esta pregunta llega de la creencia de que podemos aprender a ser parte de un ecosistema mayor y participar activamente de su regeneración, reconociendo lo que ya existe y reconociendo nuestro rol en el sistema. También, llega del reconocimiento de que crear algo nuevo es un esfuerzo, complementario, que vale la pena cuando lo convencional -más de lo mismo- está quedando obsoleto.

Desde ahí, invitamos a aquellas personas conscientes de su rol y a aquellas que quieren descubrir o reinventar ese rol. Convocamos a aquellas que se inquietan por explorar su mayor potencial como seres humanos individuales y como miembros de un ecosistema vivo, cambiante y de retos vibrantes. Convocamos a quienes quieren sostener una conversación auténtica, con voluntad de poner sus capacidades al servicio de una evolución sistémica.

¿Para quiénes?
Este entrenamiento está dirigido a: empresarios, emprendedores, consultores, filántropos, inversionistas de impacto, líderes sociales, articuladores, líderes políticos, catalizadores de transformaciones sociales, servidores públicos, educadores...

Otras preguntas que nos convocan
¿Qué sabemos de cómo nuestras empresas, movimientos o iniciativas aprenden?
¿Cómo eso nos ayuda a fortalecer sus procesos internos, cumplir la misión y ser sostenibles?
¿Cómo nos preparamos para un ‘hoy’ regenerativo y resiliente que le dé vía a un ‘futuro’?
¿De qué seríamos capaces si llevamos nuestra colaboración al siguiente nivel?
¿Funcionaria  entretejer nuestras iniciativas y proyectos al servicio de un mejor futuro?
¿Qué conversaciones difíciles y necesarias no estamos teniendo? 
¿Cómo medimos la regeneración? ¿qué estamos monitoreando?
¿Qué queremos regenerar? ¿qué estamos degenerando sin darnos cuenta?

Sobre el Art of Hosting
El Arte de Ser Anfitriones de Conversaciones Significativas (por su nombre en inglés the Art of Hosting and Harvesting Meaningful Conversations) es una forma altamente efectiva de aprovechar la sabiduría colectiva y la capacidad de auto-organización que tiene los grupos de pequeña y gran escala. El Art of Hosting se basa en la creencia de que las personas otorgan su energía y prestan sus recursos a las cosas que más les importa, tanto en el trabajo, como en la vida. El Arte del Liderazgo Participativo, como también se le conoce, conjuga una serie de procesos conversacionales para invitar a las personas a adentrarse y tomar las riendas de los retos que enfrentan y diseñar alternativas más sabias hacia los resultados que queremos. 

Grupos y organizaciones que utilizan el Arte del Liderazgo Participativo como una práctica de trabajo, reportan mejores procesos de toma de decisiones, construcción de capacidades más eficientes y una mayor habilidad para responder rápidamente a las oportunidades, a los retos y al cambio. Las personas que experimentan el Arte del Liderazgo Participativo,declaran que parten sintiéndose más empoderados y capaces para ayudar a facilitar las reuniones y conversaciones de las que son parte, y de moverse hacia resultados más efectivos y deseables.

Qué aprenderemos
Este encuentro nos permitirá entrenarnos en el arte de convocar y ser anfitriones de conversaciones que nos interesan, en contextos que nos retan. Afinaremos la práctica de las tecnologìas sociales, los principios y metodologías del liderazgo participativo aplicadas a los desafíos y proyectos que sean llevados por los participantes.
  • Espacio Abierto
  • Café del Mundo
  • Círculo
  • Cosecha 
  • Diseño para la Acción Sabia
  • Las 8 respiraciones
  • 4 Pilares de la Práctica
  • Espacio Caórdico
  • Proceso U, Presencia y Silencio
  • Juegos Cooperativos
  • Danzas Circulares

El Programa incluye:
  • 3 días de entrenamiento
  • Refrigerios y almuerzos
  • Materiales
  • Guía del Participante
  • 1 sesión de seguimiento (un mes después)

¿Dónde?
Casa de Oración Los Dominicos


¿Cuándo?
1, 2 y 3 de marzo de 2018
Jueves 1 y Viernes 2 de marzo desde las 09.00 hasta las 19.00
El sábado 3 de marzo  de 9.30 hasta las 17.00

¿Cómo participar?
2.- Transferir tu aporte a la cuenta 27070044841 del Banco Estado, 
Cuenta Vista – Chequera Electrónica. 
A nombre de Pablo Villoch Consultoría y Capacitación EIRL. 
R.U.T: 76.048.018-5
3.- Enviar copia de recibo a pablo@glocalminds.com

Inversión:
190.000 pesos chilenos. 
Valor por pronto pago 155.500 pesos chilenos hasta el 30 de enero de 2018.
Aplica también para grupos de +3 personas.


domingo, 31 de diciembre de 2017

Gracias, 2017. Bienvenido 2018

Termina un tremendo año de crecimiento, por el cual estoy muy agradecido.

Enero


  • Comenzamos el año viajando a la Boda de mi amigo Luis Andrés Céspedes en La Paz, Bolivia. Justo coincidió con el día en que el  Rally Dakar atravesaba la ciudad.
  • Desde Enero hasta Mayo continué el acompañamiento como observador al proceso de diálogo entre la empresa Surfrut y los actores de la comunidad local en el marco del Acuerdo Voluntario Preinversión  para la ampliación de su cancha de compostaje industrial impulsado por la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático en la localidad de Romeral


Febrero


  • Viajamos con la familia ampliada, (con mi mujer, hijos, suegros, cuñada, pololo de la cuñada y madre del pololo de la cuñada)  por el Sur de Chile, desde Villarrica hasta Puerto Varas, visitando los lagos de Villarrica, Caburgua, Calafquén, Panguipulli, Pirihueico, Llanquihue, Puyehue, Rupanco y el lago Todos Los Santos. Rodeamos los volcanes Villarrica, Llaima, Mocho Choshuenco, Puntiagudo, Calbuco y Osorno. Recorrimos las Termas de Curarrehue, la Reserva Huilo Huilo - con el Salto Huilo Huilo y el Puma-, los Ojos del Caburgua y los Saltos del Petrohue. Pasamos por Pucón, Lican Ray, Calafquen, Neltume, Puerto Fuy, Puerto Octay, Ensenada, Valdivia, Frutillar y Puerto Varas.


  • Entregué un programa de Intercultural Training a un gerente francés de BNP-Paribas y a su mujer ecuatoriana.


Marzo

  • Comencé el curso co-facilitando con mi socia Marisol Dinamarca un programa de Formación de Facilitadores (Train The Trainers) para subcontratistas de ENAP en la Refinería de Talcahuano, en colaboración con OGPSS un proveedor sudafricano especialista en Planificación de Paradas de Planta.
  • Llegó a glocal el equipo de Prende, participantes del programa Master Yourself de TeamLabs Madrid. Ofrecieron varios talleres gratuitos de técnicas ágiles, pensamiento de diseño y productividad personal.
  • Viajé a Buenos Aires para culminar el último módulo presencial del Master online en Sostenibilidad de CapacitaRSE.
  • Viajé a Cuba con Yohana para celebrar nuestro décimo aniversario de matrimonio. Disfrutamos de unos días de descanso, sol y playa en Varadero y un día en La Habana.
  • Comencé el acompañamiento al equipo provincial de gestión educativa de la Compañía de Santa Teresa de Jesús en Chile.

Abril 

  • Participé en el Seminario "Vivir Sustentable" en el Auditorio Telefónica, organizado por Needo.
  • Me sumé al curso online "The Circle Way
  • Con mi socia Josefina acompañamos en sesiones formativas al equipo de la Dirección de Sustentabilidad de la Pontificia Universidad Católica.
  • Le facilité un programa  de Intercultural Training a un gerente de Principal y su mujer, y a otro de Walmart.

Mayo 

  • Se firmó el Acuerdo Voluntario Preinversión entre la empresa frutícola y los actores de la comunidad local de Romeral que estuve acompañando desde la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático.


Junio



Julio






  • En Bogotá, co-facilité un taller para Alianza Social Uniandina y otro en el Impact Hub de Bogotá.
  • Al regreso de Colombia, facilité el encuentro anual de la Red Campus Sustentable  e impartí el Módulo de Consultoría para la Sostenibilidad del Arte de Facilitar en glocal.
  • Nos fuimos a esquiar a Valle Nevado unos días en familia.
  • Tuvimos un taller de Transformación de Conflictos con Edy Kaufman
  • Cofacilité una sesión participativa para Acción Conservación

Agosto


  • Llegaron a glocal los jóvenes vascos de la cooperativa de aprendizaje Roots, provenientes del grado LEINN de Mondragon Team Academy.
  • Desde Junio hasta Diciembre, acompañamos junto con Hugo Villena y Carola Troya el trabajo en terreno de los procesos de diálogo y generación de capacidades para la Prevención de Incendios en la Región del Maule. Durante seis meses, en el marco de la conformación de una Red de Prevención Comunitaria, con el apoyo de la Agencia de Sustentabilidad y Cambio climático, acompañamos y facilitamos sesiones de diálogo entre actores de los territorios priorizados en las comunas de Empedrado, Hualañé, San Clemente y Colbún.



Septiembre




Octubre


  • Asistí a la presentación de SHRM en Santiago, de la mano de Cegos.
  • Viajé por una semana Bogotá y Tenjo para reunirme con varios de nuestros socios de glocal y colegas del continente americano  y del mundo, al Encuentro de Parceros de la Comunidad de Art of Hosting
  • Participé en un conversatorio con facilitadores en la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático.



Noviembre






Diciembre

  • Con Francia Mazzo, cofacilitamos el primer Taller de Formación de Líderes en Innovación Social con el Maule Lab en la ciudad de Talca, en el que particparon 60 personas.
  • Viajamos con Amanda y Salvador a Bilbao para celebrar la Navidad con mi familia de origen, desde donde escribo estas lineas.
  • Participé en el Campamento Padre Hijo de Amanda en Aculeo.