miércoles, 16 de abril de 2014

Más allá del Optimismo y el Pesimismo

Una amiga israelí preguntó en Facebook... ¿Qué razones encuentras para ser optimista? 
Bastó esta mera pregunta para gatillar una reflexión sobre el fundamento irracional de la esperanza.

El profesor Humberto Maturana plantea que una teoría es un constructo racional que se sostiene en premisas o supuestos no racionales (lo que elegimos creer). En mis talleres de Liderazgo para la Sostenibilidad a menudo encuentro entre los estudiantes las mismas preguntas que se han hecho pensadores de todas las épocas desde la antigua Grecia hasta la Ilustración francesa.¿Es posible el cambio? ¿Cuánto puede transformarse un adulto? ¿Es el hombre bueno por naturaleza? ¿acaso la sociedad lo corrompe? ¿Son todos los empleados flojos? ¿ O son capaces de auto-motivarse? 

Heráclito frente a Parménides, Hobbes frente a Rousseau, MacGregor frente a Ouchi... Autores cuyos pensamientos nos visitan con frecuencia en los espacios de aprendizaje que facilito. Paradojas aparentemente contradictorias, oxymoron, enigmas koan que solo pueden ser resueltos con un satori. Con frecuencia la reflexión final asemeja la respuesta de un maestro zen. Tanto si eliges creer una opción como si piensas lo contrario, estás en lo cierto, puesto que actuarás como si esa creencia fuera verdadera, creando en el mundo una profecía de autocumplimiento, como en el Efecto Pigmalión


Hace tres siglos, Thomas Maltus fue acusado de hacer de la economía una ciencia del pesimismo. Frente a los obscuros augurios que vaticinaba Malthus, surgió la hipótesis del "optimismo tecnológico", que básicamente se resume en "No os preocupéis, la tecnología nos salvará". Cuando Donella Meadows planteó "Los límites al crecimiento" en su informe al Club de Roma en 1972, se le acusó de neomalthusiana. Cuarenta años después de su investigación, sus estimaciones son sorprendentemente vigentes:


Hoy, en pleno siglo XXI, aun hay fervientes personas que eligen creen en el optimismo tecnológico. Peter Diamandis, escritor de Abundance e impulsor de la Singularity University, es uno de sus principales cabezas. Apoyado en la Ley de Moore, sobre el crecimiento exponencial de las tecnologías, invita a soñar un futuro de computación infinita. ¿Cambio climático? No os preocupéis, los paneles fotovoltaicos se masificarán y reduciremos nuestra dependencia de combustibles fósiles. ¿Hambre? No os preocupeis, imprimiremos los nutrientes en impresoras 3-D. ¿Enfermedades? No os preocupeis, las impresoras 3-D que funcionarán con energía solar a partir de los paneles fotovoltaicos producidos por impresoras 3-D, producirán medicamentos accesibles en base a bio-nano-tecnología. ¿Cuándo se da el punto de inflexión para que tecnología se masifique? Cuando su interfaz se hace amigable para el usuario. Los computadores personales, la internet inalámbrica, la telefonía celular ya han pasado por ese punto en las últimas dos décadas. Se estima que durante la próxima década se masificará la energía solar, la impresión 3-D, la ingeniería genética, la computación infinita, la bionanotecnología, la internet de las cosas, la realidad aumentada...




Margaret Wheatley, fundadora del Instituto Berkana, invitaba en 2009, cuando Obama era elegido con el lema "Hope" a ir a un lugar más allá del miedo y la esperanza, para liberarse de expectativas y conectarse con el presente. Humberto Maturana plantea que la conducta ética espontánea surge en condiciones de ausencia de prejucio, exigencia o expectativa, cuando se dan los pilares del conocimiento, entendimiento sistémico y una acción adecuada accesible. En resonancia con lo anterior, Otto Scharmer en su Teoría U, invita a entrar en un estado de Presencia, con una mente abierta, un corazón abierto y una voluntad abierta, para lo cual se requiere suspender la voz del juicio, superar la voz del cinismo y enfrentar la voz el miedo, las tres barreras que es necesario franquear para llegar a dicho estado de Presencia y conexión con el propósito, con la fuente de inspiración, con el mejor potencial futuro. El Espacio Abierto que operacionaliza Harrison Owen, es precisamente una invitación a soltar el control, a aceptar lo emergente sin miedos, ni juicios ni expectativas. El Espacio Abierto, puede entenderse como un espacio de presencia colectiva donde emergen conversaciones colaborativas y coinspirativas en un convivir ético espontáneo.

En su quinto informe, el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático IPCC endurece su discurso sobre los riesgos del actual rumbo de colisión y enfatiza el sentido de urgencia de un cambio drástico de modelo. Hasta el Papa Francisco I ha dado relieve a la agenda ambiental de la Iglesia. Si bien la ciencia lleva cuatro décadas alertando de las graves consecuencias de la inconsciencia colectiva, no pareciera haber extensos ni profundas transformaciones en el modelo subyacente. El geógrafo Jared Diamond en su libro Colapso detalla con ejemplos históricos los efectos de la estupidez colectiva. Numerosos líderes y autores que han dedicado su vida al cambio de conciencia de la población -el mismo Karl-Henrik Robert, Meg Wheatley, Rodrigo García Pizarro...- reconocen su frustración, y al escucharlos, resulta fácil  contagiarse del pesimismo, la desesperanza, la indiferencia, la decepción,  incluso la rabia. Sin embargo, esto lleva a preguntarnos ¿qué emocionalidad es necesaria para movilizar exponencialmente a la sociedad hacia un habitar humano más justo, sostenible y próspero dentro de los límites planetarios?




Los discursos más catastrofistas, apelando al sentido de urgencia, generan miedo, que es una emoción de nuestro cerebro reptiliano, que nos predispone a paralizarnos, huir o luchar. Sálvese quien pueda.

   

Los discursos más optimistas, apelando a la abundancia, invitan a la confianza, a la colaboración. En los escenarios extremos, la eu-topía Verde Brillante frente a la dís-topía Verde Oscura. El mundo corporativo prefiere pensar en una eu-topía Verde Brillante. "Nuestros clientes desean televisiones más grandes con menor huella de carbono" escuché en la Feria Bright Green en Copenhague en 2009. Recomiendo leer la Visión 2050 del Consejo Empresarial para el Desarrollo Sostenible (WBCSD). Por su parte, la dis-topía Dark Green, habitual en los movimientos de transición, permacultura y ecoaldeas, invita a una vida post-pico petrolero más digna pero austera, volviendo a lo básico, a la bicicleta, al huerto urbano, a sistemas de alimentación local.

Los suecos Karl-Henrik Robert y Göran Broman, fundadores del MSLS, plantean:

"El desafío de la sostenibilidad no es si tendremos suficiente energía, comida u otros recursos tangibles, que los tendremos. La pregunta es.. Habrá suficientes líderes a tiempo?"

Por tanto, aceptan el optimismo tecnológico, pero se sitúan en una suerte de pesimismo institucional. Habrá suficiente tecnología, pero... ¿seremos capaces de crear los sistemas de gobernanza y cambio organizacional necesarios oportunamente?

Para ello, durante la próxima década necesitamos formar líderes conscientes, conectados con su propósito, inspirados, capaces de colaborar interculturalmente a gran escala, dotados de pensamiento sistémico, lenguaje generativo y habilidades de diseño ontológico. Para ello es necesario multiplicar con una lógica exponencial los agentes de cambio, los facilitadores, emprendedores sociales, innovadores sostenibles... da igual el apellido. El talento y el ingenio son abundantes en todas las clases sociales y culturas. Necesitamos generar condiciones para que la sabiduría colectiva se libere. Juanita Brown y David Isaacs dieron con una serie de condiciones para liberar la inteligencia colectiva que paquetizaron en el Café Mundial.

Fernando Flores, en  "Surfeando el Futuro", nos invita a literalmente a navegar la incertidumbre, desde la emocionalidad de una "Esperanza Radical", término acuñado por el antropólogo de Johnatan Lear, al estudiar la desaparación de distinciones significativas que le daban un sentido al vivir de pueblos indígenas de Norteamérica. 


Tras el Holocausto, un superviviente judío de los campos de concentración nazi dio este testimonio: "Los primeros en morir fueron los pesimistas. Los segundos en morir fueron los optimistas. Solo aquellos que se aferraron a una fe y una esperanza anclada en una creencia profunda encontraron la convicción necesaria para salir adelante"

Tal vez la ingeniería nos dé razones para el optimismo. Tal vez la ciencia nos alerte más desde el pesimismo. Da igual. Para liderar e inspirar a otros a evolucionar, para cuidar y conservar aquello que queremos conservar y transformar lo que es necesario transformar, los argumentos racionales no son suficientes. Se requiere un coraje cívico, una pasión y un entusiasmo perseverante que solo surge de un acto deliberado de esperanza radical no racional.




lunes, 3 de marzo de 2014

CoCreando Entramados Colaborativos para una Educación Transformadora


El lunes 10 de marzo de 10.00 a 14.00 tendrá lugar en el Edificio Wayra de Manuel Montt 1404, un taller facilitado por Angélica Morales, cofundadora de Imeshworks, cuya misión es Co-crear entramados colaborativos que contribuyan a facilitar la transiciñon hacia una nueva cultura emergente, global e interconectada.

viernes, 28 de febrero de 2014

Por mí y todos mis compañeros

Estos días de verano he disfrutado el placer de contemplar a mis hijos jugando por las tardes al escondite (o las escondidas, para el lector latinoamericano) con sus amigos de la plaza. Inevitablemente, me evocó recuerdos de infancia, cuando jugábamos en el patio del colegio al escondite. En aquel tiempo, cuando ya habían ido apareciendo todos los amigos escondidos menos uno, el último podía llegar corriendo y gritar "Por mí y todos mis compañeros", y con esa simple pero heroica declaración, nos liberaba a todos del efímero yugo.

Sin embargo, hoy, el título de este post evoca mucho más que un juego. Apela a un cambio de conciencia, o mejor dicho, a una expansión de la conciencia. Pasar del  "Por mí"/ "Para mí" / "Me salvo solo"/ "Sálvese quien pueda" al "Por mí y todos mis compañeros" / "Por mí y todos los demás"/ "Nos cuidamos entre todos". Cambios de paradigma. De la competencia a la colaboración. Del miedo a la confianza. De la escasez a la abundancia.

Durante los últimos dos siglos de historia humana, en las economías del mundo occidental, y sobre todo en sus universidades y empresas ha prevalecido la Teoría de la Mano Invisible popularizada por Adam Smith, que -simplificando- partía del supuesto de que si cada individuo guiaba su comportamiento compitiendo de modo egoísta y racional, se obtendría una situación óptima y eficiente de bienestar general para todos.

A mediados del siglo XX, el matemático John Forbes Nash, -cuya vida fue retratada en la película "Una Mente Brillante"- a partir de la teoría de juegos, deduce la existencia de situaciones en las que en el largo plazo conviene más cooperar y ser solidario que competir, poniendo en cuestión los modelos que abogan únicamente por estrategias competitivas.



Ken Wilber en su Teoría Integral identifica distintos niveles de conciencia: Egocéntrica, Etnocéntrica, Sociocéntrica, Mundocéntrica,Planeta-Céntrica y Kosmocéntrica, que asocia a los distintos colores y niveles evolutivos de la Dinámica Espiral.



Por su parte, Jeremy Rifkin en "La Civilización Empática" propone construir una civilización basada en la idea de que estamos programados biológicamente para la empatía. Provoca diciendo que la verdadera mano invisible es el altruismo, es nuestra capacidad para contagiarnos de la emoción del otro. Esta propuesta, fundamentada en los últimos descubrimientos de la neurociencia sobre las neuronas espejo, contrapone audazmente los hallazgos de la Biología frente a los supuestos de la Economía.



De alguna manera, se zanja así un debate milenario, con protagonistas que van desde Séneca, San Agustín, hasta Thomas Hobbes, Jean Jacques Rousseau, hasta los populares Frodo Bolsón y el mismísimo Homero Simpson.



En una línea similar, o al menos resonante, apunta Humberto Maturana desde su Escuela Matríztica, cuando escribe de la Matriz Biológico-Cultural de la Existencia Humana, y la Biología del Conocer y del Amar.

En su último libro "From Ego-to-Eco-system Economies", el economista alemán Otto Scharmer, argumenta precisamente la necesidad de desplazar el lugar interior desde el cual operamos, desde el "Ego" -que me lleva a competir, a salvarme solo, en forma individualista- al "Eco"-que me lleva a una conciencia más sistémica, global, integradora, que incluye al ego y lo integra en "todos mis compañeros", incluyendo todo ser viviente, como uno más en la Trama de la vida.



Según plantea Peter Senge, un cambio de perspectiva como éste al que nos referimos, tan necesario como urgente, los griegos lo llamaban "Metanoia". El concepto de Metanoia nos ha sido heredado en la tradición cristiana como "conversión" o "arrepentimiento", puesto que en griego antiguo se utilizaba para "desandar lo andado". Sin embargo, yendo a la traducción griega, el concepto de Metanoia aparece en la conversión de Saulo / San Pablo, cuando se cae del caballo, y pasa de ser perseguidor a perseguido. En la fórmula griega del Miércoles de Ceniza posterior al Carnaval dando inicio de la Cuaresma, también decían "Metanoíte"... Conviértete, déjate transformar en el encuentro.

En la tradición zen japonesa, para resolver un Koan enigma aparentemente contradictorio, una paradoja, un oxímoron, se requería un Satori, una expansión de la conciencia. Desde la Ontología del Lenguaje propuesta por el filósofo chileno Rafael Echeverría, un coach ontológico lo denominaría "Desplazamiento del Observador". En este modelo O.S.A.R. propuesto por Rafael Echeverría, la atención queda enfocada en los bucles de aprendizaje entre Observador, Acción y Resultados.


Sin embargo, el Sistema circundante queda como un mero entorno. Para enfrentar los desafíos de la transformación cultural, organizacional y social , se requiere un cambio de paradigma, una evolución de la conciencia que considere precisamente los límites planetarios, que respete los ciclos naturales, que sea consciente de los bordes físicos del sistema, definidos científicamente por el Dr. Karl Henrik Robert en The Natural Step Framework, y de la diversidad de necesidades humanas fundamentales (Manfred Max-Neef)... en resumen, que el Observador se sienta parte del Sistema, y -tal como enuncia Bernardo Toro en la Ética del Cuidado- se sienta Co-Responsable por el cuidado del mismo, y de sí mismo. Es precisamente esta aproximación la que propone Manuel Manga desde su Centro para el Liderazgo Evolutivo, poniendo las poderosas herramientas del coaching y el diseñar ontológico al servicio de la evolución de la conciencia y el cambio de paradigma hacia la sostenibilidad, trabajo en el que también han sido pioneros Outofthebox y Glocalminds.



Finalmente, tal como sugiere este último video, para un desarrollo sostenible, cada uno de nosotros debe pensar en todos, actuando en el presente, pensando en el futuro.



Así  lo expone Christian Felber, impulsor de la Economía del Bien Común, a la que están adhiriendo numerosas empresas de todo el  mundo. Un ejemplo inspirador de esta tendencia son las Empresas B, que apelan al sentido primigenio de conceptos como "Compañía" -compartir el pan- y "Beneficio" -hacer el bien-.

martes, 14 de enero de 2014

Espadas, Arados y Crisálidas

El pasado mes de agosto co-facilité con Claudia Raffo el segundo Encuentro de la Tercera versión del Diplomado en Coaching Organizacional para la Sostenibilidad de la Escuela de Innovación Organizacional para la Sostenibilidad de Out of The Box 360. Dado que el diseño del proceso de aprendizaje esta intencionado para seguir el proceso U propuesto por Otto Scharmer, dicho encuentro correspondía a la fase de mayor profundidad y presencia colectiva, un momento en el que los facilitadores también deben entregarse al proceso de transformación para que los participantes vivan su proceso de conexión con su fuente de inspiración y propósito, dejando algo atrás y abrazando lo emergente.


Durante la tarde del primer día, tuvimos una sesión de Biodanza, facilitada por la instructora didacta Andrea Morales. Tocaba la danza del fuego. En un ejercicio de la sesión, nos sentábamos en círculo y cada uno salía al centro para vivenciar su propia danza del guerrero, usando un palo de lluvia como si fuera una metafórica espada. El turno me llegó en último término. Caminé al centro, sentí la tensión en mi cuerpo. Inspirado en el mito artúrico de Excalibur, saqué la espada de la roca. Tras unos movimientos propios de una kata de algún arte marcial oriental, la danza me llevó a golpear la espada contra el suelo, con una fuerza tal que el palo de lluvia se resquebrajó y comenzaron a desparramarse al rededor de la sala las semillas de su interior (en realidad eran piedritas, pero todos los allí presentes la percibieron como semillas, por lo que así quedarán en el relato).

Así, como si de un acto psicomágico de Alejandro Jodorowski se tratara, se cumplió la profecía de Isaías 2,1-5. La espada se convirtió en arado. El guerrero se transforma sembrador. En ese instante, se me está apareció una nueva metáfora que integraba dos arquetipos que habían estado en oposición. El guerrero yang que penetra, ataca y conquista. El jardinero yin que siembra, cultiva con cuidado, espera paciente y cosecha. El guerrero sembrador. La espada arado. En el acto de sembrar también se penetra la tierra, como el acto de amar también disemina la simiente.



Durante el segundo día, se dio un momento cuidado, íntimo y delicado, de silencio individual y colectivo en la naturaleza, de presente expandido, de conexión con la vida que habito y que me habita, solo guiado por las preguntas: ¿Qué viene a mi? ¿A qué me está llamando la vida?

En ese silencio, mis pasos me condujeron a través del jardín hasta un arbusto que contemplé con atención y curiosidad, hasta que súbita, inesperadamente y por primera vez en la vida, mi mirada peregrina se posó sobre una crisálida. Era un pequeño receptáculo cilíndrico vacío y oscuro de no más de tres centímetros de alto y unos pocos milímetros de diámetro, que colgaba verticalmente desde una ramita. La tomé en mis manos suavemente. Era liviana y frágil, efímera tras haber cumplido su función de contener, sostener, cuidar, permitir, proteger, nutrir, el proceso de metamorfosis de una oruga en mariposa. Contenedor de la transformación.



Aparecían también en mi camino espirales...   caracoles, brotes de helechos, sarmientos de enredaderas, vainas secas en  retorcidas en espiral. La espiral como proceso no lineal de despliegue del potencial, como figura que une el uno con el infinito, que se expande en forma lenta, orgánica, pero exponencial.

Para mí el significado de todos estos símbolos se fue dilucidando con claridad. Sembrar, diseminar con la energía del guerrero (la resolución) semillas de futuro. Dar espacio para sostener procesos de transformación. Glocalminds como semillero de sueños, crisálida de líderes y agentes de cambio, escuela de facilitadores y alquimistas.

martes, 31 de diciembre de 2013

Innovar en la Economía de la Desconfianza

Desde el año 2006 presido la Agrupación comunitaria Kaleidoskopios, que fue fundada por un grupo de jóvenes profesionales de Conchalí para canalizar su compromiso con el desarrollo comunitario. El pasado mes de agosto de 2013, postulamos un proyecto al Fondo Concursable del Programa Más por Chile del Ministerio de Desarrollo Social.

En el mes de diciembre, casi cinco meses más tarde, recibimos la notificación por parte del Ministerio, de que nuestro proyecto había quedado seleccionado dentro de los 37 proyectos, de más de seiscientos proyectos que se presentaron de todo Chile.

Sin embargo, para hacer efectiva la adjudicación, debíamos presentar antes de 72 horas una garantía que demostrara que nuestra Agrupación contaba con una cantidad de dinero equivalente al 100% del total del monto del proyecto.

Primera reflexión: ¿Por qué el Estado exige a las ONGs y asociaciones comunitarias contar con tanto dinero como el que están pidiendo? Parece un sinsentido. Tal vez a la élite tecnocrática del Estado le resulta más cómodo, fácil y seguro aplicar la misma lógica con la que se relacionan con el sector privado corporativo, que sí cuenta con respaldo financiero. O tal vez están aislados en una burbuja que les impide desconocer la realidad económica de las agrupaciones comunitarias. O tal vez hay un sesgo -consciente o inconsciente, intencionado o no- favorable a ONGs más institucionalizadas, de mayor tamaño,  de mayor prestigio, credibilidad, confiabilidad y solvencia. Escribo con "tal vez" para proponerlas como hipótesis, pues desconozco la verdadera intención del Ministerio ante tan inusual requerimiento.

La notiificación de la exigencia de la garantía activó una maratón extrema de tres días de obstáculos administrativos que pusieron a prueba nuestro espíritu emprendedor y nos entregó lecciones sobre las barreras barreras que impone a la innovación una economía basada en la desconfianza. 

El Ministerio ofrecía distintas alternativas: 
  • boleta de garantía
  • vale vista
  • póliza de garantía con una compañía de seguros.
  • certificado de fianza de una sociedad de garantía recíproca


Las dos primeras opciones nos requerían disponer del dinero disponible en caja. Para las otras dos opciones, se requería tan solo un porcentaje, pero exigían evidencias de historial comercial como facturación previa.

La póliza de  garantía es ofrecida por solo algunas compañias de seguros. Cotizamos en varias que nos dijeron que no trabajan con ONGs y en general con organizaciones no lucrativas. Las que mosttraban apertura inicial, como Aseguradora Magallanes, nos aplicaban los mismos formularios que a una pyme, pidiendo información sobre el patrimonio personal del directorio de la Agrupación, que pudiera servir como garantía de devolución.

El certificado de fianza es ofrecido por Sociedades de Garantía Recíproca como Pymer, que inicialmente también nos aplicó los formularios habituales de análisis de riesgo comunes a las pymes, pero totalmente inadecuado para la realidad de una agrupación comunitaria.

Finalmente, ante la tardanza en dar respuesta de las compañias de seguros, apostamos por la opción de solicitar una boleta de garantía al Banco Estado.Si bien al comienzo nos exigieron tanta documentación y nos advirtieron de plazos excesivamente largos, logramos el apoyo de ejecutivos que inspirados por la causa, se comprometieron desinteresadamente mucho más allá de lo exigible por reglamento y agilizaron en grado extremo los procedimientos, lo que nos permitió presentar a tiempo la garantía en la Oficina de Partes del Ministerio, tras tres intensas jornadas de papeleos y trámites legales y administrativos.

Para cada interacción con instituciones chilenas, se exige a una agrupación un listado interminable de documentos tales como estatutos, certificado de vigencia, certificado de domicilio, certificado de personería jurídica, en algunos casos con copias notariales...que básicamente papeles que demuestran que la agrupación existe, que sigue existiendo, que tiene un representante legal que vive en algún lugar...

Sin embargo, considero que exigir tanta documentación legal y notarial a agrupaciones sociales implica imponer barreras innecesarias de carácter burocrático y administrativo que lastran la capacidad emprendedora comunitaria. En el Reino Unido, las Community Interest Companies (CIC) han demostrado ser una solución efectiva a nivel local para numerosas problemáticas ligadas a los servicios sociales.

Las estadísticas nos muestran que Chile destaca por una cultura de la desconfianza (OECD 2011, América Economía 2011). Fukuyama ya adelantó los costos económicos de la desconfianza.

Confío que, así como durante los últimos años se han abierto iniciativas como la Cuenta Emprendedor, el inicio de actividades, o Empresas en un día, estos instrumentos vayan extendiéndose también a las empresas ligadas a los nuevos paradigmas como las Empresas del Sistema B u otras formas comunitarias,


domingo, 29 de septiembre de 2013

ESPERANZA RADICAL: SURFEANDO HACIA EL FUTURO.

El Consejo Nacional de Innovación para la Competitividad de Chile (CNIC) ha presentado su informe "Surfeando hacia el Futuro. Chile en el horizonte 2025", descargable desde este link. En este video vemos a Fernando Flores introduciendo el libro. Merece la pena dedicarle un tiempo a la lectura del informe y a observar el video, especialmente los últimos cuatro minutos en que conversa del concepto de Esperanza Radical, -acuñado por el psiqiuatra Jonathan Lear como el estado de ánimo necesario para sostener las conversaciones de futuro que necesitamos. 



El reconocido sociólogo Eugenio Tironi también hace referencia en su columna "Después de esto no pasó nada" al mismo autor, mencionando el sinsentido en que nos hundimos cuando desaparecen las distinciones que nos permiten encontrar nuestro lugar en el mundo.

Es interesante cómo se entrelazan estos testimonios con la columna que escribí para Aconcagua Summit sobre lo posible y lo improbable.

Tironi en su columna, recuerda el Golpe como "El futuro imposible había llegado y, sin embargo, se lo seguía considerando inverosímil".  Flores, en el vídeo habla de la importancia de abrir mundos en las conversaciones de posibilidades para el futuro. Estos conceptos están íntimamente entrelazados: la memoria, lo posible y lo imposible, el futuro y las conversaciones.

lunes, 19 de agosto de 2013

NACE LA ESCUELA DE INNOVACIÓN SOCIAL

Dice Peter Senge que el mundo empresarial y el mundo de la educación son parte del mismo sistema. Si quieres cambiar la forma en que se hacen negocios, necesariamente debes transformar profundamente la forma en que enseñas a las personas que hacen los negocios. La crisis global desatada desde el 2008 encendió el debate sobre el rol y la responsabilidad de los MBAs y las Escuelas de Negocios en la formación ética de los líderes empresariales. Financial Times, la Asociation of Business Schools, la Harvard Business Review y la revista Forbes se hicieron eco de este debate. Esto llevó a un conjunto de Escuelas de Negocio líderes en el mundo a reflexionar colectivamente sobre las transformaciones necesarias en la educación que estaban entregando a los futuros líderes.


There's no Planet B by 50+20: Management Education for the World - Launch Video (720p) from 50+20 on Vimeo.

Desde entonces, numerosos programas de pregrado y postgrado de las universidades tradicionales han comenzado a incluir -algunos tímidamente como electivos y otros, estratégicamente en todo el currículum educativo- cursos de formación en Responsabilidad Social, Liderazgo, Ética, Sustentabilidad... Incluso desde antes, recuerdo que hace catorce años, el Tec de Monterrey ya tenía entre sus "cursos sello" la asignatura de "Liderazgo para el Desarrollo Sostenible". AIESEC fue pionera al difundir el concepto de "Desarrollo Sostenible" en los estudiantes universitarios de los años 90.

Paralelamente, durante la última década han comenzado a emerger escuelas en todo el mundo con la intención de formar a la nueva generación de líderes, emprendedores y agentes de cambio con una nueva consciencia, sensible y responsable a los complejos desafíos globales y locales. Knowmads en Holanda, MSLS y YIP en Suecia, Barefoot College en India, Tiimiakatemia en Finlandia, Elos en Brasil, MondragonTA e Innovandis en el País Vasco, TeamLabs en Madrid, Kaos Pilots en Dinamarca, HiLearning en Argentina, el Schumacher College en el Reino Unido, la Giordano Bruno University desde lo virtual... y un sinfín de innumerables iniciativas, inusitadamente conectadas entre sí.

Chile no se podía quedar atrás. Los estudiantes comenzaban a sentir una creciente brecha entre lo que les enseñaban en las aulas y la realidad que percibían en las calles. Recuerdo, como hace tres años, en una charla que dí en 2010 sobre emprendimiento social, las previsiones de público se desbordaron y llegué a tener más de cien personas, con gente sentada en los pasillos o de pie al fondo de la clase. Este desborde se produjo de nuevo en un evento organizado en el GAM. En este contexto, han emergido iniciativas que impulsan programas de formación para el emprendimiento social juvenil. Unas han nacido en el seno de universidades públicas, como NexoRSU en la Universidad de Chile que impulsa NESIS, y otras financiadas por empresas privadas, como ChileCree.

Esta nueva realidad se ve reflejada también en nuevos espacios compartidos de trabajo (coworking) que acogen a esta nueva generación de emprendedores. Ejemplo de ello son:

- La Casa B, donde se aloja Triciclos, Sistema B y Aconcagua Summit
- Santiago Makerspace
- Co-work
- Centro Movistar Innova, operado por UrbanStation para StartupChile
- Exosphere
- Socialab , spinoff de Techo

En ese dinámico y emergente contexto, el Laboratorio de Innovación Social de la Universidad Católica ha abierto la convocatoria de La Escuela de Innovación Social. El programa es financiado por la CORFO y la Fundación Minera Escondida y se desarrollará durante los próximos dos años en las ciudades de Santiago y Antofagasta.

La Escuela de Innovación Social busca formar a la próxima generación de emprendedores sociales, líderes y agentes de cambio, equipándolos con herramientas y metodologías, desarollando sus competencias, construyendo comunidad y sobre todo, acompañándolos en su proceso de aprendizaje para que puedan descubrir su pasión y propósito, poniéndolo al servicio de las necesidades del mundo.


La Escuela contará con la colaboración de las escuelas internacionales más disruptivas como la finlandesa Team Academy, la danesa KaosPilot y el Instituto Elos de Brasil (Guerreiros Sem Armas), así como con el apoyo de numerosas universidades chilenas, públicas y privadas.

jueves, 15 de agosto de 2013

Liberando la sabiduría colectiva.

Tras un mes de julio totalmente desconectado de las redes sociales, y totalmente conectado con la familia de vacaciones entre Bilbao y Coma-ruga, el aterrizaje en agosto en Chile ha sido como el de un paracaidista en medio de un campo de batalla con fuego cruzado.

En agosto termina la segunda versión del Diplomado de la Fundación Chile en Prácticas Directivas para un Liderazgo Pedagógico de Calidad que he venido coordinando durante los últimos dos años para los directivos de escuelas municipales de la comuna de Antofagasta.

En agosto comienzo con el proceso participativo del Plan de Cultura para la comuna de Paine, en el marco de la Agenda Municipal Red Cultura que impulsa el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes.

En agosto se lanza NESIS, el proyecto "Nodos de Educación Superior para la Innovación Social" que impulsa NexoRSU de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile. En agosto también se inicia La Escuela de Innovación Social del Laboratorio de Innovación Social de la Universidad Católica, con financiamiento de CORFO y Fundación Minera Escondida.

También en agosto doy  testimonio para inspirar a jóvenes de los Colegios Padre Alberto Hurtado y Juanita de los Andes de la Red Educacional Ignaciana. En paralelo, continuaremos co-diseñando la metodología para el Encuentro Aconcagua Summitt 2013. El 8 de agosto se celebra la primera cumbre de la Sociedad Civil Organizada, denominado Populusaurio.

En agosto comienzo con los módulos de Métodos de Aprendizaje en el Diplomado en Desarrollo de RRHH de la USACH, Liderazgo para la Sustentabilidad en el Magister de Gestión de la sustentabilidad de la UDD en Concepción y Técnicas Participativas en el Diplomado en Conflictos Socioambientales de la Universidad de Chile y Casa de la Paz.

Técnicas, Métodos, Herramientas, Instrumentos... Es curioso. A menudo, clientes y alumnos de universidades me piden que comparta y enseñe mis técnicas y metodologías. Técnicas viene de tekné, la palabra usada en riego para las artes. En mi fuero interno, recuerdo las palabras de Toke Paludan Möller: "Para un buen encuentro, solo necesitas una piedra y una pregunta potente". 

En mi último encuentro con el entrañable y generoso Manuel Manga, me abrió la puerta a las ideas del pensador de Diseño de futuros Tony Fry  "Somos diseñadores y estamos siendo diseñados"... "Diseñamos herramientas que nos diseñan".. "Diseñamos futuros que nos diseñan"...


Ontological designing our future from Derek Dunfield

¿Aun me pregunto.. por qué tanto afán por las herramientas e instrumentos? ¿Estamos tan entusiasmados con las posibilidades que nos abren que nos cegamos a las limitaciones que nos imponen las mismas herramientas? ¿Acaso es la espada de donde proviene el valor del guerrero? ¿Acaso es la varita de donde proviene la magia del mago? Hemos creado cursos y cursos, universidades enteras para formar en el uso de técnicas, instrumentos, métodos, herramientas... que al mismo tiempo amplían y restringen nuestras posibilidades de acción. Nos llenamos de cómos... sin preguntarnos para qué. ¿Qué espacios creamos para decidir el propósito... para encontrar el para qué de tanto cómo?



En este tiempo, hemos decidido cambiar el tagline de Glocalminds.  De "Local knowledge for Global challenges" a "Unleashing collective wisdom".

En estos años de practicar y practicar, muchos nos estamos dando cuenta de que no basta solo con conocimiento e inteligencia para enfrentar los desafíos globales que nos depara este siglo XXI. Hace falta algo más. Individuos muy inteligentes pueden tomar decisiones muy equivocadas, incluso aunque trabajen en equipo. Según Jared Diamond, fenómenos como el pensamiento grupal (groupthinking) o el aislamiento de las élites pueden llevar al colapso a algunos sistemas sociales. Por eso en Glocalminds apostamos por abrir espacios más profundos y auténticos que nos conecten con la sabiduría colectiva que necesita emerger, de tal manera que la inteligencia y el poder de la creatividad colectiva se pongan al servicio de propósitos más elevados que contribuyan al bien común presente y futuro.

La palabra "unleashing" no es casual. Está en gerundio, implicando acción, presente continuo. Significa "liberando, desatando". Por tanto, asume que hay algo que ata o impide su liberación o desarrollo. ¿Qué condiciones son las que imponen barreras al despliegue de la sabiduría colectiva? Algunas respuestas posibles en forma de hipótesis podrían ser: luchas de poder, miedos, arrogancia, prejuicios, cinismo, hipocresía, ansiedad, ilusiones de control, entusiasmos ciegos, modelos mentales mecanicistas y competitivos... posiblemente todas ellas trampas del Ego. Julio Olalla las denominaría "Barreras del Aprendizaje", y efectivamente, aquello que impide el aprendizaje, impide la sabiduría. ¿Qué es la sabiduría sino la cualidad que proviene del aprendizaje permanente, de transformar experiencia en conocimiento y conocimiento en experiencia, por medio de la observación, la reflexión, la experimentación...?

martes, 11 de junio de 2013

¿Sostenible o Sustentable?

Ya son varios los amigos que me escriben preguntándome esta frecuente inquietud lingüística.

Esta es una cuestión que aparece inevitablemente en mis talleres en America Latina.

Los francófonos solo usan el vocablo "durable" y "durabilité". En sueco usan "hallbarhet". Los angloparlantes solo tienen "sustainable". Sin embargo los hispanoparlantes siempre topamos con la discusion bizantina de "sostenible" o "sustentable".

El instrumento del cual nos dotamos los casi 500 millones de hispanoparlantes para dirimir diferencias léxicas y semánticas es el Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española, que por cierto, ahora solo se actualiza en su version web, porque la lengua avanza a un ritmo mas rápido que las imprentas.
Te invito a que busques las palabras en buscon.rae.es
Encontraras lo siguiente de acuerdo a la ultima version digital:

"Sostenible": dicho de un proceso, que puede sostenerse por sí mismo.

En economia, desarrollo que puede perdurar en el tiempo sin merma de los recursos naturales.


"Sustentable": "aquello que se puede defender con razones", osea, "lo que puede argumentarse porque tiene sustento lógico"


Como español residente en América Latina a menudo los uso como sinónimos para evitarme explicaciones, pero recomiendo seguir el criterio de la Rae. El resto son interpretaciones académicas... propias de la hermenéutica. Si eso es lo que nos dice la RAE yo prefiero usar Sostenible por sobre sustentable.

En todo caso, el diccionario de la RAE todavia no recoge las acepciones de sostenibilidad y sustentabilidad.

En España, donde traducen mejor a Peter Senge, se usa más "sostenibilidad". En varios paises de LatinoAmérica (Chile, Mexico, Colombia, Argentina) se usa mas "sustentabilidad", debido al calco lingüistico por su similitud fonética y gráfica con el ingles. Algunos defienden esta nomenclatura, por el matiz del "Sustento".

En todo caso, desde mi punto de vista, ante la situación del mundo actual, aquello que no sea sostenible (respetuoso con los ciclos de la vida dentro de los limites planetarios) tampoco es sustentable (defendible con argumentos), aunque muchos quieran sustentar (defender) opciones insostenibles.

Los practitioners del FSSD -The Natural Step Framework- definen la "sostenibilidad" por medio de los 4 principios o condiciones de sistema que enmarcan la visión de éxito futuro - el horizonte o eutopia deseada- y definen "desarrollo sostenible estratégico" como el camino o proceso colectivo complejo no lineal para movilizarse hacia esa visión, con una lógica de backcasting, actuando en cada momento presente considerando si cada paso nos acerca al mejor futuro posible deseado.

Espero que estas ideas contribuyan a enriquecer la comprensión de las distinciones, para que nuestro lenguajear sea cada día más preciso.

miércoles, 5 de junio de 2013

El Ciclo de las Conversaciones con Sentido

Durante milenios, los seres humanos fuimos nómadas, cazadores y recolectores. Sin embargo, con el nacimiento de la agricultura, nos hicimos sedentarios y comenzamos a vivir los ciclos de la siembra y la cosecha.

En el mundo vegetal, las semillas portan en su material genético la información necesaria para tomar del entorno los nutrientes necesarios, germinar y transformarse en una planta, florecer, ser polinizada, y dar fruto con nuevas semillas en su interior que a su ver continuarán indefinidamente los ciclos de la vida. Así, las semillas pueden volar con el viento, dejarse llevar por las corrientes de ríos y mares, y echar raíz cuando se den las condiciones necesarias y suficientes.

En el fértil campo de las conversaciones con sentido, la metáfora de los ciclos de la siembra y la cosecha cobran nuevos significados. Así, cuando invitamos y convocamos a un encuentro de conversaciones, podemos decir que estamos sembrando o diseminando semillas de posibilidades.

Las semillas, como la del bambú, necesitan las condiciones óptimas para germinar, y pueden demorarse semanas, meses e incluso años. Por eso, una vez que se siembra la invitación, se requiere paciencia, paciencia, paciencia para esperar. El arte de sostener la espera.

Cuando las semillas germinan requieren una atención especial, con cuidado y dedicación sobre todo en los primeros momentos. Es como el interés y compromiso despertado en los participantes. Es el arte de sostener el cuidado.

Y después de un tiempo en que el Sol, la lluvia, el suelo, el viento y todos los demás hacen su trabajo, llega el momento de la cosecha: de recolectar los frutos más valiosos de la conversación.

sábado, 18 de mayo de 2013

CoCreaLabs 2013


Ya están abiertas las inscripciones para el Laboratorio de Aprendizaje Colaborativo CoCreaLabs.
Las primeras sesiones tendrán lugar en el inspirador palacio de Exosphere.
Durante este año, tendremos el honor de tener de invitados especiales a:



viernes, 10 de mayo de 2013

Una travesía por los lugares más inspiradores de la Innovación en Santiago de Chile

El pasado lunes 6 de mayo, llegó mi buen amigo mexicano Max Oliva a Santiago tras un fin de semana en Valparaíso en casa de Cristian Figueroa. Los dos coincidimos en Monterrey hace catorce años y nos volvimos a encontrar en la Catedral de Copenhagen en diciembre de 2009 durante la Cumbre del Clima COP-15. Desde entonces, el ha sido co-fundador del HUB-Madrid -junto con otros amigos como Lotfi y Anita-, co-fundador de TeamLabs -con Juan Freire, Felix Lozano y Berta Lázaro- y Director de Social Impact Management del Instituto de Empresa IE en Madrid. Era precisamente ese rol lo que le traía a Chile para dar una masterclass sobre Design Thinking para la Innovación Social en el exclusivo Hotel W.

Primero lo recogí en Terminal Pajaritos, paseamos por el Parque de las Esculturas y almorzamos en el Liguria con Sebastian y Josefina del Lab de Innovación Social de la UC. Después visitamos el Centro Movistar Innova, financiado por Corfo, cuyo espacio gestionado por Urban Station acoge a los cientos de emprendedores que han llegado a Chile atraídos por el Programa StartUPChile. Era impresionante contemplar un entorno tan diverso y multicultural, lleno de gente, cada uno concentrado trabajando en silencio en sus computadores, cada uno sentado en su silla. Cada asiento de esos equivalía a 40.000 USD. Sin duda, el programa ha contribuido a colocar a Chile en el mapa mundial del emprendimiento, ganando un prestigio hasta en San Francisco, hasta el punto que otros países están replicando políticas similares en otros lugares como Brasil. Sin embargo, cabe preguntarse por el efectivo valor público que genera esa inversión para los contribuyentes chilenos.

Continuamos a la Biblioteca Corfo, donde conversamos con Alejandra Rojas que nos relató la inspiradora historia de la transformación de ese espacio, desde que era un archivo hasta convertirse en un espacio preferido por emprendedores, donde nació comunidad de innovación social de la iniciativa HUB Santiago. Lo cierto que justo en esos días, debido al ruido ocasionado por las obras de ampliación, había disminuido la afluencia de público.

A pocas cuadras, en la calle Nueva York, cercana a la Bolsa, se encuentra SociaLab, impulsado por Julian Ugarte, Matías Rojas y su equipo, como un spin-off natural de la evolución del Centro de Innovación de Techo. Nos sorprendieron proyectos como Tohl y Dandoo, así como descubrir su carácter altamente selectivo y exigente, inspirado en la lógica de Singularity University.

Desde ahí, caminamos por la Alameda para  terminar la ruta en Exosphere, un antiguo palacio remodelado en pleno barrio patrimonial de Concha y Toro. El impulsor del proyecto es Skinner Layne, junto con otros socios como Antonio Canno, Amit y Carlos Miceli. Un espacio inspirador, con un buen relato, y con enfasis en construir comunidad de aprendizaje. Está por ver cuánto les llevará atraer la necesaria comunidad local para llegar al punto de equilibrio.

Aquel día, la ruta terminó allí, pero sabemos que se nos quedaron algunos espacios clave en el tintero. Si esto se convirtiera en un servicio, claramente añadiría la Casa B, -sede del Sistema B, Triciclos y la Corporación Aconcagua Summit-, el espacio Co-Work en Las Condes y Santiago Makerspace en el Barrio Italia, impulsado por Tibucio de la Cárcova, Macarena Pola y Alejandra Mustakis.

A alguien se le ocurre algo más?
... Tal vez una ruta más alternativa que recorra La Parroquia de San Cayetano en La Legua, el Jardín Andalué de Cerro Navia, el Colegio Quillahua de Conchalí?

sábado, 13 de abril de 2013

EVOLUCIONANDO ... A HOMBROS DE GIGANTES

"Nosotros somos como enanos aupados a hombros de gigantes”

Es la traducción castellana de un viejo tópico de la retórica escolástica medieval: 

Quasi nanos gigantum humeris insidentes. 

Se le atribuye a uno de los más prestigiosos escolásticos (maestro de escuela) del siglo XII, Bernardo de Chartres. La fuente es un escrito de Juan de Salisbury, uno de sus discípulos más conocidos en la escuela catedralicia de esa ciudad: 

“Decía Bernardo de Chartres que somos como enanos aupados a hombros de gigantes, de manera que podemos ver más cosas y más lejanas que ellos, no por la agudeza de nuestra vista o por nuestra elevada estatura, sino porque estamos alzados sobre ellos y nos elevamos sobre su altura gigantesca” 
(Metalogicus, IV). 

La frase fue retomada por Luis Vives y llegó a los científicos del siglo XVII, significando que sus logros se levantan sobre la obra de sus predecesores. Siglos despues, Isaac Newton la usó en una carta a Robert Hook en 1676, manifestando su homenaje a todos aquellos que habían investigado antes en el campo de la óptica y significaba el mérito de todos ellos con sus pequeños o grandes pasos en los avances del conocimiento en ese campo.

En la actualidad, Stephen Hawking ha popularizado la frase por su libro titulado: "A hombros de gigantes: las grandes obras de la física y la astronomía" en el que cuenta la historia de esas ciencias sobre la base del pensamiento de Copérnico, Galileo, Kepler, el propio Newton y Einstein.



Así, a hombros de gigantes nos sentimos hoy cuando almorzamos en El Huerto con Claudia Raffo de Out of the Box y con Manuel Manga del Center for Evolutionary Leadership. Manuel nos contó de su primer programa de Diseño Ontológico que tomó en Estados Unidos, donde conoció a Fernando Flores, Julio Olalla y Rafael Echeverría a comienzos de los 90. También nos contó de su trabajo con el Instituto Matríztico de Humberto Maturana y Ximena Dávila,  hoy renombrado como Escuela Matríztica, y de cómo Juanita Brown lo presentó en Boston a Senge, Scharmer, Jaworsky y otros. También compartió su experiencia trabajando en Evolución Colombia con Adam Kahane de ReosPartners, cuyo fracaso relata honestamente en "Poder y Amor". Conversamos de las conexiones entre Peter Senge y Maturana, y comentamos su último paper conjunto sobre "Organizaciones Socio-Etico-Sustentables" escrito para Telefónica. Fue interesante explorar algunos puntos ciegos sobre el lenguaje. Compartió muy generosamente sus reflexiones sobre el coaching evolutivo y sobre su próximo libro sobre Coaching de Equipos.

Con Claudia, le compartimos nuestro relato entrelazado de cómo surgió el programa de Coaching Organizacional para la Sostenibilidad, en el que hemos construido y puesto en práctica un modelo que se enmarca en la mirada sistémica del Marco Estratégico para la Sostenibilidad (FSSD) impulsado por The Natural Step, con el proceso U propuesto por Otto Scharmer del Presencing Institute, con la plataforma ética del coach y la Ontología del lenguaje de Rafael Echeverría, combinado con prácticas del Art of Hosting. Durante el programa, se facilitan también sesiones Biodanza de Rolando Toro, y se recibe a distintos invitados como Paul Duba de Outwardbound y Christer Lidzelius de Kaospilots.

Durante la danza de la con-versación surgieron inspiradoras posibilidades de colaboración que esperamos continuar explorando y concretando. 

jueves, 4 de abril de 2013

Solidaridad Europea



Comparto aquí un video difundido por la campaña Solidarity Now impulsada por la Open Society Foundation, que invita a los pueblos de Europa a expresar su solidaridad en este tiempo de crisis.

jueves, 28 de marzo de 2013

Documental "Montegrande" sobre Francisco Varela


Montegrande from Editores Salvajes on Vimeo.

El cineasta suizo Franz Reichle ha contribuido significativamente a la difusión audiovisual de la vida, obra e ideas del científico chileno Francisco Varela. Su filmografía refleja una búsqueda constante y profunda entre la mente y el cuerpo, la ciencia y la conciencia. Entre sus películas, destacan Montegrande (2004) y Francisco Cisco Pancho (2011) que han sido proyectadas como un homenaje al autor chileno, cuya genialidad ha sido reconocida internacionalmente.

En Youtube.com es posible encontrar varios videos con entrevistas que concedió Varela durante sus últimos años de vida. Es especialmente interesante su reflexión sobre el Fenómeno de la Vida y la mente.

El investigador alemán Otto Scharmer, durante la investigación que le llevó a proponer su Teoría U, entrevistó a decenas de líderes que habían transformado profundamente sus campos de acción. Entre ellos, se encontró también con Francisco Varela. La conversación entre Scharmer y Varela quedó registrada y compartida en la web del Presencing Institute.

Según me informa mi compañera Vicky Maray, en Peñalolén se ha abierto recientemente la Escuela Francisco Varela, inspirada en su obra.

La historia del Art of Hosting

jueves, 21 de marzo de 2013

Año de la Innovación, Año de Aprendizaje

Este año 2013, hasta el momento, espero facilitar módulos en los siguientes programas de Magister:
y en los siguientes Diplomados:

Además, en Argentina, cofacilitaremos el Arte de Sostener Conversaciones Transformadoras