viernes, 29 de junio de 2012

TRANSFORMEMOS LAS CONFERENCIAS


Esta foto fue tomada en el Encuentro Nacional de Emprendimiento e Innovación (ENEI) organizado por la SOFOFA, en pleno siglo XXI. Obsérvela durante unos instantes. Para ver la foto ampliada en color, pinche acá.. Aquí puede ver otra. ¿Qué ve? ¿Qué le llama la atención? Observe las posiciones de los asistentes del público. ¿Qué es lo que están expresando? ¿Cuántas mujeres alcanza a contar?  En su sitio web, SofofaInnova presenta la noticia con el titular "Con éxito se desarrolló el ENEI".  

¿Éxito? ¿Será esto lo que se entiende por éxito en el ecosistema de innovación chilena? ¿Llenar un salón de lujo de cientos de personas -mayoritariamente hombres- a escuchar a unos pocos -para variar, hombres- lo buenos que son? Perdón por mi escepticismo, pero creo que eventos así, solo contribuyen a reforzar el ego de quienes presentan y no contribuyen a desplegar capacidades innovadoras. A lo más, los más avispados alcanzarán a repartir algunas tarjetas durante los coffee-breaks y algún entusiasta saldrá inspirado con alguna idea de negocio. Ahora bien, ¿dónde quedan las posibilidades de interactuar, co-aprender, co-explorar, conversar, colaborar, co-crear...? Pareciera ser que todo lo que necesitamos para enfrentar los desafíos de la humanidad en el siglo XXI empiezan por "co-".

Creo que a estas alturas no podemos darnos el lujo de despilfarrar tanto tiempo, energía  y talento en tan solo reforzar el ego de unos pocos. Cada vez que se celebra un evento tradicional en el que una masa silenciosa escucha a unos pocos iluminados, estamos desperdiciando tremendas oportunidades de aprovechar la inteligencia colectiva presente en el evento. Hoy día existen metodologías sencillas que permitirían transformar los encuentros de innovación en espacios de verdadero diálogo, colaboración, co-aprendizaje y co-inspiración. Algunas de estas metodologías son: el Espacio Abierto, el Café del Mundo, la Indagacion Apreciativa, la tecnología social de la Presencia, que se reúnen en el conjunto de prácticas denominado Art of Hosting. Existen, además, otras variaciones como las desconferencias y los barcamps.



Afortunadamente, algunas organizaciones ya están innovando en la forma en que realizan sus eventos. Tras los pioneros que trajeron estas metodologías a Chile, (Juana Anguita, que invitó a Karen Davis, y Reinhard Friedmann) organizaciones como el CDIC -Centro para el Desarrollo de la Inteligencia Colectiva- , Amigo Consultores, OutoftheBox, Glocalminds o el HUB Santiago, entre otras, están contribuyendo durante los últimos años a difundir este tipo de metodologías. El año 2011, durante el Encuentro Mundial de Facilitadores de Espacio Abierto celebrado en Olmué, tuvimos el honor de contar con la presencia de Harrison Owen, impulsor del Open Space, y en noviembre se realizó el primer taller sobre el Arte de Acoger Conversaciones con Sentido. Hasta el momento, son ya varias las  empresas que han adoptado estas innovadoras metodologías participativas, algunas de la talla de Codelco o Banco Estado; ONGs como Casa de la Paz y Aconcagua Summit; Municipios como Viña del Mar e Isla de Maipo; Universidades como la UDPUNAB, UAI y U. de Chile ; organismos como la UNESCO y el Pacto Global.

Definitivamente, si queremos innovar verdaderamente, necesitamos transformar radicalmente la forma en que organizamos los eventos, seminarios, congresos, charlas, conferencias y talleres en Chile, América Latina y el mundo.

Publicar un comentario