sábado, 29 de enero de 2011

COOPERATIVISMO VASCO Y MAPUCHE

En los años 40, tras la cruenta guerra civil española, en medio de las montañas del País Vasco, un sacerdote, el Padre José María Arizmendiarrieta llega a una parroquia de Mondragón, donde con un puñado de estudiantes fundó ULGOR, el germen de lo que hoy es la Cooperativa Mondragón, que hoy, 70 años despues, con sus 85.000 empleados y 7.500 alumnos, es probablemente, la empresa cooperativa más grande del mundo. Un 90% de sus trabajadores industriales son socios cooperativistas. Un ejemplo de que otro modelo de emprendizaje -en el que aprendizaje, participación democrática y negocio van de la mano- es posible. Hoy "Humanity at work" es su lema.
En los años 90, tras una severa dictadura militar, en medio de las montañas de la Araucanía en el Sur de Chile, el escolapio vasco Iñaki Arriola, llega a Curarrehue, donde en conjunto con la comunidad, co-emprende el Proyecto Integral NGEN, en el que se inserta a una federación de empresas cooperativas en los sectores turístico, agrícola, de transporte, consumo y madera, que juntas, aglutinan a más de 170 socios. A pesar de su breve trayectoria, ya han logrado reconocimiento internacional.

Tras arduos años de trabajo silencioso y el apoyo generoso de cientos de donantes, voluntarios e instituciones, en Curarrehue (Kurarrewe según el grafemario Azümchefe) han florecido hermosos y significativos proyectos, como el Liceo Técnico, el internado San José de Calasanz, la Escuela Básica, el Jardín infantil, la Radio NGEN y la productora NGEN Televisión, la Parroquia San Sebastián, entre otros.


Sin duda, un fenómeno al que prestar atención, por el inspirador modelo que puede emerger de esta experiencia.

Publicar un comentario en la entrada