miércoles, 9 de mayo de 2018

La Hotra Bomba H

(Cuento para ser escuchado antes de ser leído)


Un día la humanidad
amaneció con los titulares
 de una noticia singular.
En una lejana república
habían logrado obtener
la bomba Hache.
H de Hidrógeno
H de Horrible
H de Horripilante.

Un joven dictador anacrónico,
heraldo del horror
histriónico hilarante y holgazán,
halagado por sus súbditos
hambrientos e hirsutos,
alardeaba de tamaña
tecnológica hazaña,
mientras el resto del mundo
quedaba sin habla.

Haquel díah histórico
los pohetas del mundo
hempezaron ha hescribir historias
de huna forma diferenteh.
Tal vez algo excéntrica,
huna transgresihón sutil,
himperceptible hal ohído,
hevidente solo a la lecturah
para hel lector hinstruído.

Frente a la bomba H,
había nacido el movimihento H.
H de Humano
H de Humildad
H de Humor
H de Hermano
H de Hospitalidad
H de Hamor

Yah no habría distinciones
 X, Y, o Z ni generaciones
Babyboomers ni Millenials.
Había nacido la generación H.
Hache de Heroico
Hache de Hogar
Hache de Hereje
Hache de Huerto

Poco a poco las palabras
se vieron inundadas
por haches hanónimas,
Haches mayúsculas,
haches minúsculas,
haches hintercaladas,
hiniciales y finales,
muhdas y haspiradas.

Hache de curihosidad
Hache de compasihón
Hache de corahe.

Haches para recordar
a cada hombre
a cada hembra
a cada humano
a cada hermano
que por humilde
o hambriento que sea,
hincluso haquellos sin voz
tienen derecho a no pasar hambre
tienen el poder de marcar huna diferencia,
tienen el poder de hincomodar
a quienes hostentan el poder.

Haches para hilar el tejido social
que nos une
Haches para hundir
las raíces en el humus
H de Hondura
H de Hermosura
H de Honor
H de Honra

Haches para soñar horizontes sin humo
y crehar futuros que empiecen hoy
Haches para nuestros hijos
Haches para que crezcan
las hierbas sobre el hormigón
Haches para huir del hastío
Haches de hojaldre saliendo del  horno
Haches con acento húngaro
Haches hermosas hortelanas
Haches hipérboles en huelga
Haches hábiles a honorarios
Haches que cabalgan
con hachas, sin herradura,
Haches sin acento,
sin diptongo ni hiato
Haches diminutas como hormigas
Haches sin hoz ni martillo
pues la misma h será la herramienta.

Haches para recordar
al inmundo mundo
el poder del silencio
el poder de la escucha
y el poder de la lectura

Haches para demostrar
que un silencio en cada palabra,
una pausa antes de cada respuesta,
pueden marcar huna diferencia.

Publicar un comentario