domingo, 17 de diciembre de 2017

Correspondencia no correspondida

Ayer estuve contigo, pero tú ya no estabas conmigo.
Ayer te miré, pero tú ya no me veías.
Ayer te hablé, pero ya no me escuchabas.
Ayer te amé, pero tú no me deseabas.
Ayer te escuché, pero tus palabras ya no me decían nada.
Ayer te acaricié, pero tu alma ya no vibraba.
Ayer hablamos, y tú callabas.
Ayer nos abrazamos,  y solo yo te abracé.
Si alguna vez fuiste mi musa, nunca lo supiste.

Ayer por fin terminaste lo que nunca hubo comenzado.
Ayer fue ayer, y hoy, gracias, ya es otro día.
Publicar un comentario