jueves, 14 de febrero de 2008

Con los pies descalzos...

Anoche tuvimos uno de esos re-encuentros mágicos con los viejos amigos. Tras casi un año desde nuestra boda, Juan Pablo venía de paso por Santiago después de unas semanas en Ecuador trabajando en la consultora advance con nuestro amigo Suco. Mientras compartíamos unas pizzas y unas cervezas en el Bajo llave del Barrio Lastarria, fuimos desgranando recuerdos y esperanzas, experiencias compartidas y horizontes divergentes. Nos conversó entusiasmado de su nueva consultora, Punto-C Dinámicas para organizaciones, en la que ha logrado fusionar sus pasiones de la Comunicación, el Aprendizaje y la Recreacion.

Los caminos de la vida son laberintos de encuentros, desencuentros, despedidas y reencuentros.
Publicar un comentario