miércoles, 22 de agosto de 2012

El Poder de los Lugares. O cómo BiblioCorfo cambió mi vida.


Deseo compartir un testimonio que muestra cómo un simple ciudadano, emprendedor y contribuyente, está aprovechando el espacio que ofrece la Biblioteca de CORFO.

La primera vez que visité la Biblioteca Corfo fue con ocasión de una reunión del HUB Santiago en noviembre del 2010. Desde entonces, se ha convertido en un inspirador espacio que brinda todas las condiciones que un emprendedor requiere: comodidad, cercanía, accesibilidad, conectividad, calidez,  internet inalámbrica, café para las reuniones…

Como emprendedor de Glocalminds, he podido reunirme con emprendedores de StartUp Chile  de diversos países, facilité un taller con emprendedores suecos, y otros talleres para compartir innovadoras metodologías como  la facilitación visual o el World Café. Si bien debo viajar con frecuencia por mis proyectos, cuando estoy en Santiago trato de concentrar mis reuniones con distintas contrapartes en la Biblioteca, gracias a lo cual aprovecho mejor el tiempo, reduciendo así los costos de transacción y desplazamiento.

Como participante de las actividades de la comunidad del HUB Santiago, he podido conocer en Bibliocorfo a personas sumamente inspiradoras como el Director de la escuela danesa de innovación social KaosPilots Christer Lidzelius, la anfitriona colombiana de La Arenera Jennifer Trujillo o al experto argentino en complejidad Andres Schussny, por mencionar unos pocos. Por las sesiones del HUB en la biblioteca han pasado también iniciativas locales que ha prosperado con éxito como la Feria Verde o la plataforma de crowsourcing Inpac.me.

Como colaborador del Laboratorio de Innovación Social de la UC, hemos tenido la oportunidad de aprovechar la Bibliocorfo para facilitar reuniones con representantes del ecosistema local de innovación social para orientar la política pública en ese ámbito.

Como profesor de la Facultad de Ecología y Recursos Naturales de la Universidad Andrés Bello, me reúno con frecuencia en la Bibliocorfo con mis estudiantes para guiarles en el proceso de desarrollo de sus tesis. A modo de ejemplo, en los últimos meses han pasado por su Biblioteca tesistas con investigaciones sobre Marketing 2.0 para el Ecoturismo Comunitario Lickan Antay, un Modelo de Gestión Sustentable para el Parque Nacional Huerquehue  o una propuesta de Camping arqueológico en Paposo.

Por todo ello, deseo agradecer sinceramente a CORFO porque el espacio que ofrece su Biblioteca constituye indudablemente un valioso aporte al ecosistema local de emprendimiento, permitiendo la colaboración, activando las conexiones y facilitando el impulso necesario para tantas personas que desean emprender en sus vidas. Sin duda, la Biblioteca encarna el rol que CORFO aspira a asumir en el apoyo al emprendimiento y la innovación en Chile.

Un reconocimiento especial merece la impulsora, coordinadora y anfitriona de la Biblioteca, Alejandra Rojas, quien siempre muestra una acogedora actitud de servicio, y una extraordinaria capacidad para colaborar y articular iniciativas con otros organismos e instituciones.
Publicar un comentario