sábado, 23 de enero de 2010

RETOMANDO LAS RIENDAS

Después de unas merecidas vacaciones navideñas en casa de mis padres, disfrutando con mi familia de la compañía de mis hermanos y sobrinas, volvimos a la fría y nevada Karlskrona. El viaje de regreso no estuvo exento de dificultades. Debido a la huelga de controladores aéreos del aeropuerto de Barajas, nuestro vuelo Bilbao-Madrid se retrasó, por lo que perdimos la conexión Madrid - Copenhague. Iberia nos lo cambió por otro vuelo vía Frankfurt, unas horas más tarde y nos dió unos vales para almorzar. Durante la espera, descubrimos la guardería del aeropuerto de Barajas, un espacio bastante agradable donde pasar un rato con Amanda. Llegamos a Copenhague casi a medianoche, demasiado tarde para tomar el tren a Karlskrona, asi que quedamos obligados a pernoctar en el hotel del aeropuerto. Al día siguiente, retomamos nuestra ruta en tren, atravesando el Sur de Suecia, todo cubierto por una gruesa capa de nieve. La sorpresa fue encontrarnos el Mar Báltico congelado.

Una semana más tarde, tuve mis exámenes de Strategic Management towards Sustainaiblity & Engineering for a Sustainable Society. Veremos en unos días más como me fue, pero me siento optimista. Ya hemos vuelto a nuestra rutina. Yohana va por las mañanas a la Oppna Forskola de Kungsmarken con Amanda, y por las tardes estudia inglés con Jen y va al Gimnasio Aktiva Sports Club para disfrutar de sus sesiones de danza Afro y Step. Los sábados vamos a la piscina municipal y nos bañamos con Amanda y vamos a misa a la Santa Clara Chapel, en Lindesnas, con los padres Jose y Thomas, que una vez al mes celebran en español para el pequeño grupo de feligreses lationamericanos y semanalmente en inglés para los estudiantes, en su mayoría africanos, pero se suma también algún polaco y una singaporeña.
Publicar un comentario en la entrada